Alta velocidad

Los trenes de Siemens para el AVE a Barcelona suspenden su propio control de calidad

La mitad de las unidades que deberán cubrir la línea de alta velocidad Madrid-Lleida-Barcelona llegarán aún más tarde de lo previsto. Los 16 trenes adjudicados a la empresa alemana Siemens no han superado las pruebas de calidad de la propia fábrica, según informa en su edición de hoy el diario El País. La primera fase del recorrido, hasta Lleida, está funcionando por ahora con unidades prestadas de la línea a Sevilla y trenes Altaria, una versión mejorada del Talgo que Renfe utiliza en cinco itinerarios de largo recorrido.

Siemens debería haber entregado ya la primera de las unidades, de forma que Renfe la pudiera estar probando en la vía Madrid-Sevilla. Sin embargo, de acuerdo con lo que publica El País, el tren no ha superado las pruebas de puesta a punto en Alemania, aunque la empresa asegura que ¢la entrega de los 16 trenes que le adjudicaron se completará en la fecha prevista [para su explotación], noviembre de 2004¢.

El incumplimiento de los plazos se atribuye a problemas de coordinación entre las diferentes plantas españolas que trabajan en la fabricación del tren y a ¢retrasos inherentes al proceso de ensamblaje de sistemas complejos¢, según ha señalado Siemens al rotativo.

Para cumplir la exigencia del Gobierno de que la mayor parte de la fabricación se realizara en España, Siemens acordó con la francesa Alstom y la zaragozana CAF su implicación en el proyecto. Pero según fuentes del sector citadas por El País, los problemas de coordinación entre las tres no son los únicos: los trenes de Siemens no han llegado a alcanzar 270 kilómetros hora de velocidad punta, cuando Renfe espera conseguir 330 kilómetros; además, las pruebas realizadas el pasado julio por Bundes Bahn (la empresa nacional de ferrocarriles alemana) fueron negativas al generarse un exceso de vibraciones en túneles o al cruzarse entre ellos.

Talgo, a tiempo

La otra adjudicataria, el consorcio integrado por la española Talgo y la canadiense Bombardier, sí entregó a tiempo la primera de sus unidades. El primer Pato, como ya se le ha apodado por la forma de pico de sus cabinas, fue entregado a Renfe en septiembre y ya ha pasado tanto las pruebas de bancada (en taller) como los primeros recorridos entre dos localidades de Toledo ¢a plena satisfacción¢, según ha indicado la compañía al rotativo.

El contrato de adjudicación prevé sanciones para le incumplimiento de los plazos de entrega si es responsabilidad del constructor ¢ya sea por retraso (...) o por no alcanzarse las prestaciones técnicas exigidas¢.