Escándalo

Batalla política en EE UU por el escándalo de los fondos

El escándalo de los fondos en EE UU ha provocado un duro enfrentamiento entre los diferentes reguladores por la forma de atajarlo. El caso empieza a alcanzar dimensiones preocupantes y ayer mismo Calpers, el mayor fondo de pensiones de EE UU, decidió cancelar el contrato de 1.200 millones de dólares que tenía con Putnam.

En este sentido, Donaldson prometió aumentar la vigilancia para acabar con las operaciones irregulares detectadas y explicó que está estudiando prohibir las compras y ventas de fondos después de las cuatro.

El presidente de la SEC también respondió a las críticas recibidas por la celeridad del pacto alcanzado con Putnam y las calificó de 'equivocadas' y 'sin fundamento' en su intervención en el Senado.

El desacuerdo del fiscal general de Nueva York y del secretario de Estado de Massachusetts, William Galvin, les llevó a desvincularse del pacto al considerar que fijaba el listón demasiado bajo para futuros acuerdos por no incorporar las reformas necesarias para la industria.

En concreto, Spitzer, quien destapó las prácticas irregulares de las gestoras en septiembre, aireó sus críticas en una página de opinión publicada el lunes en el diario The New York Times. En ella también reprochaba a la SEC por no informarle sobre el acuerdo con Putman y por no actuar contra las comisiones que cobra la gestora.

El presidente de la SEC reaccionó a las críticas. Primero justificó la actuación del organismo regulador en una página de opinión publicada ayer por el The Wall Street Journal y después ante el comité de banca del Senado.

Donaldson explicó en su testimonio que al actuar rápido en el acuerdo con Putnam obtuvo 'beneficios inmediatos y duraderos' para los accionistas actuales de la gestora. Putnam no admitió su culpabilidad como parte del acuerdo, lo que también le costó duras críticas al regulador, pero el presidente de la SEC explicó que lo consideraron la mejor opción para lograr protección 'real' para los inversores. Recordó, asimismo, que Spitzer también ha obviado este tipo de reconocimientos en el pasado.

El presidente de la SEC también anunció que el 3 de diciembre el regulador votará las propuestas para la nueva normativa. Además de establecer las cuatro de la tarde como hora de corte para operaciones, planea crear un departamento para combatir los 'posibles riesgos' en los mercado. Estudia, asimismo, establecer comisiones de reembolso.

A la cruzada por limpiar la industria también se sumaron ayer Alan Greenspan y John Snow. El presidente de la Reserva Federal y el secretario del Tesoro abogaron por una legislación que castigue el fraude.