Reestructuración

China cerrará 2.500 empresas públicas y dejará sin trabajo a 5 millones de personas

El Gobierno chino ha anunciado el cierre en los dos próximos años de un total de 2.500 empresas públicas en "bancarrota", cuyas plantillas laborales ascienden a más de 5 millones de trabajadores.

"Las empresas públicas en números rojos, que aún están funcionando, serán cerradas sin remisión", ha asegurado Li Rongrong, jefe de la Comisión de Administración y Supervisión del Sector Público, durante una conferencia de inversores en Pekín. Al parecer, los bancos se han negado en todos los casos a condonar las deudas contraídas por estas empresas estatales, cuyos impagos fiscales se acercan a los 30.000 millones de dólares. China, que ha cerrado más de 3.000 empresas públicas en el período 1994-2002, ha despedido desde 1998 a un total de 28 millones de trabajadores del sector público.

A pesar de que el paro urbano podría superar el 20%, el ministro no ha eludido a la recolocación de estos trabajadores del sector público, el más afectado por las reformas económicas de los últimos años. En un intento por sanear las empresas públicas con cuentas de resultados a la baja, Li ha confirmado también la privatización de la mayoría de las 100.000 empresas públicas chinas en los próximos cinco años.

"Tras 20 años de reformas liberales, ha llegado la hora de acelerar la venta de las empresas estatales improductivas a los socios nacionales o extranjeros", ha subrayado. China pretende fusionar las principales empresas de los sectores estratégicos (energía, militar, automoción) en 30 y 50 corporaciones nacionales.