EDITORIAL

No tirar sobre Cepsa

La reunión que mantuvo el comité ejecutivo de Cepsa en Abu Dabi el día 9 de octubre para debatir y aprobar el plan estratégico de la empresa ha puesto al descubierto que los accionistas de referencia, Total y SCH, que mantienen una batalla feroz en el terreno legal, no están dispuestos a anteponer sus intereses económicos a los de una compañía que está a punto de cumplir 75 años y desempeña un papel de equilibrio en un mercado dominado por Repsol. De hecho, podrían hacerlo, ya que los estrictos acuerdos que mantienen ambos socios desde 1990 (ineficaces, según el banco) exigen una mayoría cualificada para dar luz verde a todas las grandes decisiones estratégicas. El peligro de que el conflicto se judicialice sine die hace necesario también que se imponga el sentido común y las partes se sienten a negociar. La posibilidad de que casi el 49% del capital de Cepsa sea bloqueado por el árbitro suena a pesadilla.