Resultados

El Atlántico gana un 5,6% más gracias al tirón del crédito

Al cierre de septiembre pasado, el grupo financiero Banco Atlántico registró un beneficio atribuido acumulado de 44,7 millones de euros, destacando sus resultados por recursos fuera de balance que se incrementaron en un 34,78% y totalizaron 2.655 millones.

La inversión en créditos experimentó una subida del 9,13% merced a una 'política selectiva del riesgo y de mejora en la calidad crediticia', dijeron fuentes del banco. Este segmento crece en línea con la tendencia del resto de la banca mediana en el periodo, mientras que el margen de intermediación, afectado por la reducción de diferenciales por la caída de tipos, disminuye un 3,67%.

Los resultados de las sociedades por puesta en equivalencia crecieron un 47,17% gracias a la significativa mejora del resultado de Atlántico Vida. El beneficio atribuido del Atlántico aparece un poco inferior en porcentaje al obtenido por el resto de la banca mediana. Mientras el Zaragozano, a punto de fusionarse con Barclays, ganó un 62,7% en los primeros nueve meses de este año; el Guipuzcoano subió 7,1%; el Sabadell, un 8,6%, y Bankinter, un 21,3%. La única excepción fue el Pastor, que retrocedió un 13,7% debido al fuerte descenso de sus beneficios provenientes de sus compañías participadas.

A pesar de su puesta en venta, el Atlántico ha anunciado que en 2004 iniciará una segunda fase de su proyecto de reingeniería de dos años de duración.

La banca mediana crece un 12%

Los seis bancos medianos han acumulado un beneficio neto de 457,1 millones de euros en los primeros meses de este año, con un crecimiento del 12% respecto del mismo periodo del año pasado. El ajuste de costes, el tirón de la inversión crediticia y de las comisiones han sido los tres principales elementos que Sabadell, Bankinter, Pastor, Atlántico, Zaragozano y Guipuzcoano han utilizado para crecer. En el primer semestre la banca mediana crecía un 19,7% frente al 11,8% de los grandes bancos y cajas, en estos primeros nueve meses la primera reduce su avance al 12% y la gran banca sigue en el mismo rango.