Resultados

T-Online entra en el selecto club de las compañías de Internet con beneficios

El año 2002 marcó el inicio de la llegada de los beneficios a las cuentas de las empresas de Internet. Wanadoo, la filial de France Télécom, registró los primeros números negros de su historia, y Yahoo volvió al terreno positivo, tras el bache que supuso el estallido de la burbuja y la crisis de la publicidad. Ahora, el ejercicio de 2003 está demostrando que la posibilidad de ser rentable en Internet no era un espejismo ni cosa de unos pocos.

Primero fue Tiscali la que anunció un resultado neto positivo para este año y ayer fue T-Online la que se unió al selecto club de las compañías de Internet con beneficios. Han sido sólo tres millones de euros de beneficios en el tercer trimestre, pero son los primeros en su historia.

La clave de los resultados de la matriz de la española Ya.com ha estado en el crecimiento de los ingresos, que aumentaron un 18%. Y ello fue posible gracias a la captación de nuevos clientes, muchos de ellos de las modalidades más rentables de banda ancha. T-Online cerró el trimestre con 12,9 millones de abonados y el 30% de ellos en Alemania -el 27% en el total del grupo- tiene contratado un servicio de banda ancha. La mayor facturación en un entorno de ahorro de costes ha permitido un espectacular crecimiento del Ebitda del 138%, hasta los 81 millones de euros.

En este escenario, T-Online asegura que no tendrá problemas para cumplir las previsiones para el año. Es más, ha vuelto a elevar las de Ebitda, y es la segunda vez. La compañía de Internet prevé obtener un resultado bruto de explotación entre 310 y 320 millones al cierre de año. La anterior previsión apuntaba a una horquilla entre 250 y 300 millones.

Pero el alza de los ingresos y del Ebitda se hubiera quedado sólo en una buena señal si T-Online no hubiera registrado un cargo extraordinario que ha dado la vuelta al signo de las cuentas. Obligada por las nuevas normas contables alemanas, la compañía de Internet ha tenido que revisar al alza el valor de una de sus participadas -Comdirect, un broker por Internet-, que había dejado a cero el año pasado. Este ajuste ha supuesto 34 millones más en las cuentas.

T-Online se convierte así en la tercera compañía entre las grandes de Internet con beneficios, un grupo al que Tiscali debería apuntarse en breve. Otra vez es Terra Lycos la que se queda descolgada. Cuando sus rivales hablan de rentabilidad en todas las líneas de la cuenta de resultados, la filial de Telefónica anuncia para este trimestre la entrada en beneficios operativos.