VII legislatura

La Asamblea de Madrid queda constituida, cinco meses después de la espantada de Tamayo y Sáez

Dancausa ya fue elegida presidenta de la cámara el pasado 10 de junio gracias a la defección de los entonces diputados socialistas Eduardo Tamayo y María Teresa Sáez, que abrió la crisis institucional del parlamento regional y obligó a la convocatoria de nuevas elecciones, celebradas el pasado 26 de octubre y que ganó el PP por mayoría absoluta. La elección de Dancausa, la primera parlamentaria de la Cámara regional que ejercerá su cargo por dos mandatos consecutivos, se produjo por votación secreta de los 111 diputados electos presentes en el hemiciclo.

La segunda mujer presidente de la Asamblea madrileña

Concepción Dancausa, número cuatro de la candidatura de Esperanza Aguirre a la Asamblea de Madrid, nació en Burgos el 26 de febrero de 1952 esta casada y es madre de cinco hijos. Licenciada en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid, pertenece a una familia de abogados y políticos, entre ellos su padre, que fue alcalde de Burgos durante el franquismo.

Su carrera profesional está vinculada a los ministerios de Trabajo y Asuntos Sociales, aunque durante diez años lo compatibilizó con el ejercicio de la abogacía. Pertenece al Organismo Autónomo de la Administración Institucional de Servicios Socioprofesionales, es funcionaria de carrera y el último cargo que ocupó en la Administración fue el de secretaria general de Asuntos Sociales, que abandonó el pasado 14 de febrero tras haber sido confirmada como número cuatro de la lista del PP a la Comunidad de Madrid para las elecciones del 25 de mayo.

Concepción Dancausa es la segunda mujer presidenta que ha tenido la Asamblea de Madrid -su compañera de partido Rosa Posada lo fue en la II legislatura (1987-1991)- y la primera, entre sus antecesores, que repite en el cargo.

Ánimo imparcial

Dancausa, afirmó hoy que su voluntad de diálogo y moderación "permanece firme e inquebrantable" y se esforzará para que el "ánimo imparcial sea el principio rector" de su Presidencia. Además, se comprometió a velar por que la confrontación de ideas y proyectos "se lleve a cabo en un clima de tolerancia, respeto al adversario y cortesía parlamentaria".

Dancausa pronunció sus primeras palabras como presidenta del Parlamento regional en la VII Legislatura subrayando que, a pesar de los momentos difíciles vividos en los últimos meses, "la Asamblea de Madrid ha desempeñado su papel con dignidad y ha salido reforzada de una situación sin precedentes".

Así, dijo que "la garantía del buen funcionamiento de una democracia se asienta en instituciones fuertes que saben responder ante situaciones de crisis" y agregó que, cuando se inicia esta nueva legislatura más breve, "es indispensable recuperar el clima de diálogo para que la Cámara cumpla las funciones que tiene encomendada".

Dancausa apeló a la responsabilidad de los diputados para ejercer su cargo "con responsabilidad en beneficio del interés general" y recordó la declaración firmada en el Parador de Gredos por los ponentes de la Constitución que decía: "Con independencia de sus méritos jurídicos, sus eventuales deficiencias o las libres opiniones sobre su perfectibilidad, permanecen incólumes el espíritu de reconciliación nacional, el afán de cancelar tragedias históricas de nuestro dramático pasado, la voluntad de concordia, el propósito de transacción entre las posiciones encontradas y la búsqueda de encuentro señoreados por la tolerancia que constituyen la conciencia moral profunda de nuestro texto constitucional".

El discurso de Dancausa concluyó minutos antes del mediodía con unas palabras de Neruda: "Construir nuestro futuro con la ardiente paciencia que nos permita conquistar la espléndida comunidad que de luz, justicia y dignidad a todos los madrileños".

Mas no hablará de pactos hasta después de las elecciones catalanas

Por otra parte, el candidato de CiU a la Generalitat, Artur Mas, ha asegurado hoy en el programa Hoy por hoy, de Cadena SER, que su partido todavía no ha pensado en pactos con otras formaciones políticas. Se trata de un asunto, dice Mas, que habrá que verlo después de las elecciones el próximo 16 de noviembre, aunque no descartan gobernar en solitario. El Gobierno de Cataluña, sostiene, no puede depender de un partido con sede en Madrid. El candidato de CiU responde así a la pregunta de con quién gobernará ERC ante los resultados de las encuestas que vaticinan un resultado muy igualado de las dos formaciones políticas.