CincoSentidos

Cita de los coleccionistas con el mercado del arte

Braque, Chagall, Picasso, Miró, Oteiza... Los coleccionistas tienen una oportunidad para admirar y comprar obras de estos autores universales en la XXI edición de Artemanía, la feria de arte y antigüedades que permanecerá abierta desde hoy hasta el próximo 16 de noviembre en el Palacio de Congresos y Exposiciones de Madrid (Castellana, 99).

Los organizadores creen que ha llegado el momento de que vuelvan las grandes operaciones al mercado del arte -esta semana se han establecido récords en subasta para Modigliani, Léger y Moore en Christie's y para Gustav Klimt en Sotheby's- y calculan que algunas de las piezas estrellas seleccionadas por Artemanía pueden alcanzar hasta el millón de euros. 'Los grandes compradores de arte han estado un poco a la expectativa, sin embargo, todos los indicios son optimistas', asegura Carmen Merino, una de las organizadoras de Artemanía.

Entre éstas, destacan una naturaleza muerta de George Braque. Se trata de una obra muy representativa del pintor cubista, sobre un intenso fondo negro aparece un periódico junto con varios naipes. Braque, que en su momento fue el primero en incorporar el periódico a la composición del bodegón, sustituye aquí el collage de su época previa por una pincelada llena de color y fuerza. También sale al mercado una singular composición de Marc Chagall, Vaca roja sobre cielo amarillo, de 1965. Es una sugerente pintura con numerosas anotaciones ocultas que invitan al observador a reflexionar y el mundo onírico representado.

La pintura comparte protagonismo en la feria con la escultura, destacan piezas de Oteiza o Benlliure; las joyas, entre las que se encuentra una pulsera art decó en platino y cientos de diamantes de 50 kilates, más uno central de casi tres kilates de peso, y las artes decorativas, como un reloj de bronce realizado por el maestro Follin, relojero de Luis XVI.

Artemanía exige una antigüedad mínima de 150 años para muebles y 100 años para otros objetos expuestos. Los estrictos requisitos de antigüedad y un detallado examen de las piezas expuestas limitan el número de expositores, 40 en esta edición, porque la organización prima la calidad a la cantidad. Cada objeto vendido se acompaña de un certificado en el que se acreditan la antigüedad, escuela y restauraciones.

Artemanía surgió en 1993 por la iniciativa de un grupo de anticuarios y galeristas para fomentar el mercado de las antigüedades. La feria celebra dos ediciones al año, coincidiendo con la primavera y el otoño.

Vuelven los récords

Christopher Burge, director de la subasta de arte moderno y contemporáneo que Christie's celebró el pasado martes, no recordaba una venta tan especial en años. En total se adjudicaron obras por valor de 117 millones de dólares, la mayoría a coleccionistas americanos. El momento cumbre de la sesión fue la subasta de Mujer en rojo y verde, de Léger, rematado en 26,9 millones de dólares, cantidad que rebasa el anterior récord del artista (16,8 millones).

Dos días después, Sotheby's subastó un paisaje de Klimt en la cifra récord de 29,1 millones de dólares. Fue el segundo mayor precio en una subasta que totalizó 125,5 millones de dólares.