Auditoras

KPMG segrega la consultoría legal, pero la decisión no afecta a la firma española

La auditora KPMG acaba de anunciar la segregación de su división de servicios legales de la de auditoría. Sin embargo, la firma asegura que la medida no tendrá incidencia en España, donde seguirá prestando sus servicios de asesoría jurídica 'de la misma forma que venía haciéndolo hasta ahora'. El presidente global de KPMG, Mike Rake, ha asegurado que el nuevo entorno empresarial hacía necesaria esta reorganización.

La firma culpa a la ley Sarbanes-Oxley, la ley estadounidense sobre gobierno corporativo, de la separación de auditoría y servicios legales. Sin embargo, el presidente de KPMG en España, José Luis Pérez, asegura que la decisión de la firma a nivel internacional no tendrá repercusión en España. 'KPMG Abogados va a continuar prestando sus servicios de asesoría jurídica en España de la misma forma que venía haciéndolo hasta ahora'.

La razón es que, al igual que el resto de las grandes firmas, ya tienen separados sus negocios de auditoría y de servicios legales. Comparten nombre, pero tienen socios y consejos de administración separados. Una fórmula que, en opinión de José Luis Pérez, será la que sigan ahora los socios de la firma en Estados Unidos y en aquellos países en los que aún no exista esta separación y las normas de independencia así lo exijan. Tanto Deloitte & Touche como Ernst & Young y PwC aseguraron ayer que mantienen su vocación de seguir siendo firmas de servicios multidisciplinares en España, aunque cumplen con los requisitos de la separación de socios.