Consejo de Ministros

Aprobado el plan que impulsará el gasto en investigación hasta el 1,4% del PIB en 2007

El Consejo de Ministros ha aprobado hoy el Plan Nacional de Investigación científica, Desarrollo e Innovación tecnológica (I+D+i) para el periodo 2004-2007, cuyo principal objetivo es elevar el gasto en investigación hasta el 1,4% del PIB en 2007, y la creación de 3.000 nuevas plazas y contratos científicos. Así, el Gobierno prevé destinar casi 20.000 millones a las actividades de I+D en los próximos cuatro años.

El Plan, en cuya elaboración han participado más de 450 expertos, prevé a mitad de ejecución (en 2005) una revisión de su marcha para impulsar sus objetivos, ya que detalla de forma concreta los dos primeros años de aplicación y se limita a fijar escenarios de crecimiento para el resto. Fija, entre esos objetivos, incrementar el nivel de la ciencia y la tecnología y fortalecer su dimensión internacional, aumentar los recursos humanos dedicados a la I+D+i, y reforzar los derechos y las garantías de los investigadores.

Necesidad de mayor participación empresarial

El plan de I+D+i pretende crecimientos del gasto en investigación "sostenidos y asequibles" para alcanzar el 1,22% del PIB en 2005 y un gasto en innovación que deberá superar el 2,1% del PIB en 2005. Para conseguirlo la Administración tendrá que destinar a I+D+i, en los dos primeros años, un 20% más con respecto a 2003, con lo que se habrá pasado de dedicar 4.000 millones de euros anuales a 4.800.

La participación empresarial es uno de los puntos en los que más incide el proyecto, que estima que el sector privado debería aportar en 2005 más del 56% del total de la inversión, y cerca del 60% en 2007. Busca además alcanzar en España la ratio de más de 29 empresas innovadoras por cada 100, frente a las 23,5 actuales. Para incentivar esta inversión, el Plan prevé mayores deducciones fiscales directas, el incremento de la deducción para gastos de personal investigador, aumento de la base de deducción para la adquisición de patentes, licencias y diseños, y elevación del límite aplicable a la deducción por I+D+i en las Tecnologías de Información y la Comunicación.

Criticas al plan

El diputado socialista Jaime Lissavetzky ha señalado que el nuevo plan no ofrece ninguna credibilidad porque "lo elaboran los mismos que hicieron el anterior, cuyos objetivos no se han cumplido" y porque "no resuelve los problemas del sistema de ciencia". ¢La gestión muestra que se han dejado de gastar 1.020 millones de euros en los tres años de vigencia del plan anterior", ha denunciado Lissavetzky, para quien este nuevo plan, además, es "poco ambicioso", porque se estableció un gasto del 1,3% del PIB para el 2003 "y para el 2007 se plantea sólo el 1,4%".

Por otro lado, CCOO ha pronosticado que este plan no resolverá el déficit en investigación de España. El sindicato ha añadido, en un comunicado, que dicho plan fija un objetivo principal (1,4% del PIB destinado a I+D) similar al ya marcado para 2003, pero demora su logro hasta el año 2007. Aún en el caso de cumplirse, algo que no ha logrado con el actual, el peso de la investigación en el PIB seguirá estando a la cola de la Unión Europea, y en ningún caso servirán para converger en esta materia, manteniéndose el atraso relativo de España.