Medio ambiente

Bruselas revisará los costes que tendrá el nuevo registro de productos químicos

A la espera de la nueva estimación de costes, las patronales europea (Cefic) y española (Feique) evitan pronunciarse radicalmente en contra de la propuesta de reglamento que presentó el jueves ante el Parlamento Europeo y el Consejo la comisaria de Medio Ambiente, Margot Wallström. Ambas coinciden en señalar que tienen 'serias dudas' sobre la viabilidad del Reach según los dos borradores a los que tuvieron acceso sobre esta norma que pretende sustituir a 40 directivas y reglamentos. Sin embargo, aún tienen pendiente el análisis de la propuesta final.

El director general de Cefic, Alain Perroy, se limitó a congratularse de 'la iniciativa de Comisión para promover un grupo de trabajo sobre la metodología que ha seguido en la evaluación del impacto' económico para la industria que tendrá el Reach. Los Quince, por iniciativa de los Gobiernos británico, alemán y francés, así se lo recomendaron a la Comisión el pasado 17 de octubre.

La patronal química alemana, BDI, sostiene uno de los juicios más claros en oposición a la Comisión: 'Esta propuesta se basa todavía en un sistema de registro burocrático y costoso'. Unice se ha alineado aquí. Su presidente, Jürgen Strube, se fundamenta en la falta de 'debate suficiente' sobre las más de 6.000 alegaciones que se presentaron a la norma para que la Comisión haya presentado 'un estudio de impacto muy incompleto, que no se ajusta a los compromisos de calidad' estipulados. Según los cálculos de la Comisión, la industria soportará unos costes directos e indirectos derivados de la aplicación del Reach de 2.500 millones de euros durante 11 años, una cifra inferior en un 82% a los 32.000 millones que se citaban en el primer borrador de la propuesta. A ello habría que añadir otros 2.800 millones, también a 11 años, que asumirían las industrias que utilizan en sus procesos de producción productos químicos con sustancias peligrosas.

La nueva propuesta de registro reduce en un 82% los gastos para la industria

La reducción de costes de la propuesta final se atribuye a la eliminación de los polímeros de las necesidades de autorización y registro, además de que se han reducido las exigencias para 20.000 sustancias básicas. Reach prolongará hasta 10 años los periodos de ensayos para desarrollar nuevos productos químicos, que para los farmacéuticos será la mitad.

Dos citas inmediatas con los procesos de mejora en España

Debido a que las químicas están en el centro de la preocupación de las principales directivas europeas de carácter medioambiental, el sector en España procura redoblar sus esfuerzos por dar a conocer sus avances. Así, bajo el título Tendencias de la Industria Química y Procesos', la asociación asturiana, Aiqpa, inicia mañana su congreso en Oviedo. Gran expectación genera también la quinta Conferencia de Química Verde, que se celebrará en Barcelona a partir del próximo lunes y que dará cuenta de las iniciativas para minimizar los residuos tóxicos, especialmente los disolventes.