Imagen

Thomson y la china TCL crean el líder mundial de televisores

La nueva compañía pertenecerá en un 67% al fabricante chino de televisores y en un 33% a Thomson, fabricará 18 millones de televisores y 4 millones de DVD al año y empleará a 30.000 personas.

El pacto suscrito estipula, no obstante, que, tras los dos primeros años de existencia, TCL disminuirá su participación al 40%, coincidiendo con la salida del grupo en la Bolsa de Hong Kong. Por su parte, Thomson se compromete a mantener el 30%.

Si bien el nuevo grupo deberá enfrentarse a empresas como Sony y Philips, será 'el único en tener una fuerte posición en tres zonas, en Europa (con Thomson), en Estados Unidos (con RCA, comprada a General Electric) y en Asia (con TCL) '.

La operación supone para el grupo francés deshacerse de sus centros de producción de televisión extranjeros (Polonia, México y Tailandia), que pondrá a disposición de la nueva sociedad conjunta, de su actividad mundial de DVD y de sus centros de I+D.

En total, 9.000 empleados, a excepción de la fábrica de Angers (Francia), que se convertirá en proveedor del gigante. Por su parte, TCL integrará sus fábricas de China, Vietnam y Alemania. La alianza significa además para Thomson el final de una estrategia orientada, desde la compra de Technicolor (tratamiento de películas para los estudios de Hollywood) en 2000 y de la marca Grass Valley (digitalización) en 2002 al abandono progresivo de la electrónica de consumo para centrarse en la provisión de soluciones para la industria de la imagen.

TCL se asegura con la alianza su acceso a la política de gestión, la propiedad intelectual e I+D del grupo galo.