Informe

El precio de la vivienda comenzará a moderarse en 2004 tras subir un 17% en 2003, según el BBVA

El precio de la vivienda que subirá una media del 17% en 2003, comenzará a desacelerarse el año próximo y su encarecimiento oscilará entre el 6 y el 10%, según se desprende del último informe de coyuntura del sector inmobiliario del Servicio de Estudios del BBVA.

Por su parte, el vicepresidente primero del Gobierno y el ministro de Economía, Rodrigo Rato, también ha pronosticado hoy una "ligera desaceleración" de los precios de la vivienda y ha negado que se esté dando en España una situación de "burbuja" inmobiliaria.

Según los expertos de la entidad, la ralentización del sector se deberá al agotamiento que la demanda ante el alto precio alcanzado por los pisos y por el repunte de los tipos de interés hipotecarios previsto para la segunda mitad del próximo año.

Asimismo, el banco calcula que la nueva subida de precios y el eventual aumento del coste de financiación elevará hasta el 46% el porcentaje de renta media anual que una familia debe destinar a financiar la compra de un piso, seis puntos por encima de la tasa del 40% contabilizada actualmente.

De esta forma, la bajadas de los tipos hipotecarios venían amortiguando el efecto de la subida de la vivienda sobre la capacidad de pago de las familias, pero este fenómeno desaparecerá tras el aumento del coste de las hipotecas previsto para 2004.

En el lado de la oferta, el BBVA prevé un aumento del número de viviendas en el mercado, fruto del récord de promoción de los últimos años y del alargamiento en los plazos de venta que provocará la menor intensidad de la demanda.

Inexistencia de §burbuja§

Por otra parte, el Servicio de Estudios del BBVA estima que la suave desaceleración del mercado pronosticada para 2004 ratificará la inexistencia de una 'burbuja inmobiliaria' en el sector que, en su opinión, tan sólo ha experimentado un proceso de convergencia con el resto de países de la UE.

Según el BBVA, el precio de la vivienda en España ha seguido un proceso de "homogeneización" con los del resto de la UE por "la armonización de las condiciones de financiación y la puesta en circulación del euro".

Asimismo, el pasado mes de octubre, el presidente del SCH, Emilio Botín señaló que dicha §burbuja§ no existía y que el informe del Banco de España sobre el incremento de los precios de la vivienda se ha "malinterpretado".

De igual forma, el BBVA aseguraba que el menor aumento de los precios, junto al mantenimiento de los principales motores de la demanda -crecimiento económico y la creación de empleo, el incremento de la renta y la llegada de inmigrantes-, permiten descartar ajustes bruscos y garantizar la continuidad del negocio en el sector.