_
_
_
_
_
Cinco Sentidos

La voz de Edith Piaf vuelve a sonar

Edith Piaf salió a escena hasta sus últimos días cantando al amor y a la vida en títulos hoy legendarios que dejaron la impronta de la canción francesa más allá de tierras galas. Sin marketing y sin excesos de publicidad, sólo con talento y pasión que la artista vivió rebelándose contra los estigmas sociales de su época. La última prueba de esta autenticidad se encuentra hoy en Ya no quiero lavar los platos, uno de los cuatro títulos inéditos que dormían en la Biblioteca Nacional de Francia, en París, e incluidos en el disco recopilatorio Eternelle.

Francia repasa así la trayectoria de la Niña de París, primer nombre artístico de Piaf, que quiso reflejar su fragilidad física y el lugar donde nació, al que también dedicó numerosas canciones, hoy agrupadas también en un disco para celebrar el 40 aniversario de su muerte.

Este primer apodo de la artista ha sido el título elegido para la exposición que París acogerá hasta enero de 2004, un recorrido-homenaje por la vida de Piaf a través de sus canciones, de carteles, de documentos, discos y extractos de prensa que reflejan el ambiente de la época en que Piaf exportó la canción francesa.

El año 1945 marcaría el punto álgido de un éxito sin fronteras, que se expandió durante el periodo de entreguerras con la composición de La vie en rose. Un éxito que le llevó a la gran pantalla, donde protagonizó varias películas, y también al alcohol y a las drogas, el lado más oscuro de esta etapa triunfal de la artista.

Siempre sin arrepentimientos sobre el pasado, actitud que reflejó en su célebre Non, je ne regrette rien y con un estilo de vida chocante para una época que todavía no reconocía los derechos de la mujer, Piaf compuso casi 80 títulos, muchos de ellos inspirados en sus múltiples amantes, que también compusieron canciones para ella, como Milord, de su nostálgico compañero Georges Moustaki.

Este 40 aniversario del fallecimiento de la artista ha servido, además, para editar la primera colección con el total de títulos de la cantante, un conjunto de 20 discos compactos que estará a la venta en España en enero del año próximo. La nostalgia que la capital francesa siente por la cantante ha querido plasmarse en una estatua, levantada en la plaza Edith Piaf por iniciativa del vanguardista alcalde de París, cerca del hospital que la vio nacer.

Homenaje

Las caras de la celebraciónExposición Piaf, la chica de París. Ayuntamiento de París (29, rue de Rivoli. Tel.: 0033 1 42 76 43 43). Lunes a sábado, de 10.00 h a 19.00 h. Hasta el 31 de enero de 2004. Entrada gratuita.Discos Eternelle (Capitol-EMI), doble CD recopilatorio de las mejores canciones de Edith Piaf (cuatro títulos inéditos: Ya no quiero lavar los platos, Sus manos, Jean el español y Calle Siam. Acordeón, colección de 20 CD agrupando el total de canciones de la artista. La niña de París, complemento de la exposición, con títulos dedicados a la capital gala. A la venta en España a partir de enero de 2004.Libros Pasión Edith Piaf, la niña de París, François Lévy, editorial Textuel. Piaf secreta, Jean Noli, editorial Archipel, incluye dos grabaciones en radio Lausanne, entre 1946 y 1947.

Más información

Archivado En

_
_