Acuerdo

Microsoft consigue paralizar seis demandas antimonopolio en EEUU

Microsoft ha logrado cerrar en seis estados de EEUU acuerdos extrajudiciales con consumidores que le habían denunciado por prácticas monopolísticas, lo que supone un paso adelante en el fin de este largo proceso judicial.

Según fuentes de la compañía, ya son diez los estados norteamericanos donde la compañía ha logrado cerrar las demandas planteadas por los consumidores, si bien quedan otros cinco donde permanece activa la acción popular. Los acuerdos alcanzados en las últimas horas pertenecen a las denuncias planteadas en Kansas, Columbia, Carolina del Norte, Dakota del Norte, Dakota del Sur y Tennessee.

Con estos avances judiciales, la compañía que preside Bill Gates está avanzando en la resolución de la larga batalla legal iniciada con las primeras acusaciones de antimonopolio, en 1997. En aquel momento, a la empresa se le acusó de haber integrado el navegador Explorer en el sistema operativo Windows, para así vender más que su rival, Netscape Navigator.

También fue acusada por la Fiscalía de presionar a los fabricantes de ordenadores para que incluyeran en sus equipos Windows y Explorer y a las compañías de servicios de Internet, para que favorecieran a su navegador.

A principios del 2002, un tribunal de apelaciones de Washington determinó que Microsoft había mantenido un monopolio ilegal a través de su sistema operativo, pero rechazó la posibilidad de dividir a la compañía para impedir infracciones de la ley antimonopolios.

En noviembre pasado, una corte federal dio su respaldo a un acuerdo entre el Departamento de Justicia, varios estados y Microsoft en el que el gigante informático se comprometía a tomar medidas y eliminar las causas que generaron las acusaciones de monopolio.

Aunque algunos estados apelaron esta decisión, la compañía ha seguido cerrando acuerdos para tratar de resolver las numerosas demandas colectivas planteadas. Otro de los frentes judiciales que ha tenido que resolver ha sido el de las demandas planteadas por las empresas de la competencia.

Así, el pasado mes de mayo, Microsoft puso fin a una demanda que América Online había presentado en nombre de su subsidiaria, Netscape Communication, en la que se acusaba a Microsoft de utilizar estrategias que perjudicaban a la competencia.

El caso se cerró con el pago a AOL Time Warner (ahora Time Warner) 750 millones de dólares. "Hemos trabajado duro para dejar atrás los conflictos legales y poder concentrarnos en el futuro", aseguró hoy, tras dar a conocer la noticia, el vicepresidente y responsable legal de la empresa, Brad Smith.