Alemania

Schröder deberá negociar con la oposición para aplicar las reformas

Las medidas salieron adelante gracias a los votos de socialdemócratas y verdes, socios en el Gobierno, pero la oposición conservadora las rechazó y ya ha anunciado que votará en contra en el Bundesrat (cámara alta), donde tiene mayoría. Ello obligaría a devolver de nuevo las leyes al parlamento, pero lo que ocurrirá es que pasarán a una comisión interparlamentaria de arbitraje. Allí, la oposición tiene previsto 'negociar duramente', como dijo la presidenta de la Unión Cristianodemócrata (CDU), Angela Merkel. Eso significa que Schröder se verá obligado a hacer concesiones y que el aspecto final de las reformas diferirá en parte de lo aprobado ayer.

Los conservadores defienden la necesidad de cambios, pero consideran que las leyes propuestas 'no solucionan los problemas', como insistió ayer uno de sus líderes, el presidente del estado federado de Hesse, Roland Koch.

El punto más interesante de la maratoniana sesión de ayer era el referido a las leyes de reforma laboral conocidas como Hartz III y IV, en alusión al jefe de personal del grupo Volkswagen, Peter Hartz, que presidió la comisión responsable de la mayor parte de las propuestas. La reforma laboral prevé, entre otros cambios, la equiparación del subsidio de desempleo para parados de larga duración y la ayuda social en un solo pago. Estos parados estarán además obligados a aceptar cualquier trabajo, incluso aquellos con retribuciones bastante inferiores a las que percibían anteriormente. Junto a ello, se acorta el periodo máximo de percepción de paro de 32 a 12 meses (ampliables a 18) para los mayores de 55 años.

La reforma laboral contempla también la reestructuración de la Oficina Federal de Empleo para hacerla más eficiente. Algunos puntos se han aprobado tras una 'suavización' previa, debido a la oposición del ala más a la izquierda del Partido Socialdemócrata. Así, se ha suprimido la obligatoriedad de que padres e hijos se financien mutuamente en caso de desempleo de larga duración.

Además, se ha elevado el nivel de ahorro que puede quedar exento de deducción de la ayuda social y se ha decidido que los fondos de pensiones no podrán tocarse bajo ningún concepto.

El Bundestag también dio ayer el visto bueno a la reforma fiscal, cuyo punto principal es el adelanto en un año de la prometida bajada de impuestos. Este recorte pondrá cerca de 15.000 millones de euros más en el bolsillo del contribuyente a partir de enero de 2004, lo que, según el Gobierno, contribuirá a aumentar el consumo y animar el crecimiento. Por otra parte, se ha incrementado el impuesto sobre el tabaco en 1,5 céntimos por cigarrillo, con lo que la cajetilla se encarece cerca de un euro.

Datos negativos en Europa

Crece el déficit en las cajas de pensiones alemanas

El nuevo déficit récord previsto en las cajas de pensiones alemanas amenaza con disparar las cuotas del seguro de jubilaciones al 20,3%, pese al propósito del Gobierno de estabilizarlas en el 19,5%. Según Asuntos Sociales y las cajas de pensiones, el déficit podría alcanzar este año los 8.000 millones de euros por el alto nivel de paro y el consiguiente descenso de los contribuyentes.

La producción industrial en la UE desciende

La producción industrial de la zona euro se contrajo en agosto un 0,4% respecto al mes anterior, pero aumentó un 0,1% en tasa interanual, según las estimaciones de Eurostat. La producción industrial aumentó un 1% en julio, tras mantenerse estable en junio. Por su parte, en el conjunto de la Unión Europea, la producción cayó un 0,4% en agosto y un 0,1% en tasa interanual.

La balanza de pagos francesa registra un nuevo superávit

El saldo final de la balanza francesa de pagos por cuenta corriente registró un superávit de 2.300 millones en agosto en comparación con los 1.200 millones de julio. Pese a este repunte, el excedente acumulado en los primeros ocho meses del año es considerablemente inferior al de 2002, cuando había un superávit de 18.300 millones frente a los 8.800 de este año.

Las insolvencias suben un 24% en Alemania hasta julio

La morosidad en Alemania aumentó de manera importante en los siete primeros meses del año. En julio se habían registrado 58.700 declaraciones de insolvencia, un 24,1% más que en el mismo periodo del año anterior. De este total, 18.000 fueron particulares, que registraron un incremento interanual del 67,7% y los 23.500 restantes, empresas, que aumentaron un 9%.

La UE vela por la competitividad

Ecología o competitividad. En etapas de ralentización económica como la actual, la Unión Europea no parece dudar la elección. Los 25 líderes de la UE, reunidos ayer en Bruselas, apostaron por 'la competitividad de la UE frente a otras áreas económicas', y pidieron a la Comisión Europea que sopese muy cuidadosamente el impacto de sus iniciativas legislativas en las empresas comunitarias, informa Bernardo de Miguel desde Bruselas. Este párrafo de las conclusiones del Consejo Europeo refleja, según fuentes diplomáticas, la inquietud de Alemania, Francia y Reino Unido, principalmente, ante el celo regulador de la Comisión. 'La legislación europea no debe ser un lastre para la competitividad', subrayan los líderes de los 25 países de la UE (los 15 actuales y los 10 que ingresarán el próximo 1 de mayo). El Consejo advierte que la nueva legislación sobre el sector químico, rechazada por la industria alemana, deberá asumir este nuevo planteamiento. La comisaria de Medio Ambiente, Margot Wallström, intentaba introducir un control más estricto en un mercado liderado por Europa. El Consejo, por otra parte, aplazó, por falta de acuerdo sobre prioridades y financiación, el plan de infraestructuras con el que se pretende relanzar la economía europea.