NYSE

217 millones para la cúpula de la Bolsa de Nueva York

La Bolsa de Nueva York debe a 23 ejecutivos 115 millones de dólares en compensaciones diferidas. Esta cifra no abarca los 140 millones que se adeudan al ex presidente Richard Grasso. En total, el mercado ha de abonar a su cúpula 255 millones de dólares, 217 millones de euros.

El ex presidente de la Bolsa de Nueva York no era el único con multimillonarias compensaciones. Ayer el actual presidente interino de este mercado, John Reed, hizo público el sueldo de seis de sus primeros ejecutivos, entre ellos los de los dos vicepresidentes Robert Britz y Catherine Kinney. Al primero de ellos el parqué le debe 22,6 millones de dólares en compensaciones deferidas y a Kinney 22 millones.

A ellos se les suma los pagos que se les debe a los otros altos cargos, William Jonhston, Edward Kwalwasser, Richard Bernard y Richard Edgar, que suman un total de pagos diferidos de 73,177 millones de dólares. Hay otros 17 ejecutivos a los que se les adeudan también cifras que elevan la cuenta final hasta un mínimo de 115 millones de dólares. Grasso acumuló en pagos diferidos 190 millones de dólares, aunque renunció a 49 de ellos poco antes de que le fuera pedida su dimisión. Total: 255 millones de dólares o 217 millones de euros.

Según Reed, que acompañaba la nota hecha pública a la prensa ayer con una carta, estas compensaciones son fruto del sistema establecido por Grasso. 'Las recomendaciones para las compensaciones fueron hechas por el señor Grasso al comité de compensaciones del consejo. Luego fueron aprobados por éste y después por el consejo entero'. Reed señalaba en esta carta que para el año 2004 y en adelante se modificarán algunos de los planes. El nuevo presidente interino está buscando mejorar la transparencia de este órgano regulador mientras y mejorar su gobierno en lo que se refiere a salarios. Reed ya ha adelantado que no quiere cambiar el estatuto regulador del mercado.