Adquisición

General Electric compra la empresa de equipos médicos Amersham

General Electric (GE) cerró ayer una vertiginosa semana de compras con la mayor operación de absorción en Europa de su historia. El gigante industrial estadounidense anunció ayer la compra de Amersham, fabricante británico de equipos médicos y de suministros para la investigación.

GE pagará el equivalente a 9.500 millones en acciones: 0,4367 nuevas acciones de General Electric por cada uno de los títulos de la compañía británica. æpermil;sta es la tercera gran compra que anuncia la compañía que dirige Jeffrey Immelt en lo que va de semana. Además de la de Amersham, la multinacional se hizo también con el fabricante de maquinaria para hospitales Instrumentarium Oyj y firmó el acuerdo para adquirir los activos en EE UU de Vivendi Universal por el equivalente a 14.000 millones de dólares.

La segunda compañía del mundo por capitalización bursátil ha anunciado en lo que va de año adquisiciones por más de 22.000 millones. Esta política ha variado radicalmente el mix de negocios de la multinacional con el objetivo de volver a beneficios después de tres trimestres de pérdidas.

En el tercer cuarto del año, las ventas de GE -excluidos los negocios de servicios financieros- cayeron un 6,1%, hasta 13.500 millones de euros. Sufrieron pérdidas la mayor parte de sus negocios principales, como la división de turbinas, que facturó un 18% menos; la constructora de motores a propulsión perdió el 7% de la facturación y sufrió un alza en los costes. En conjunto, los ingresos alcanzaron los 33.400 millones de dólares (28.323 millones de euros), lo que supone un incremento del 2% respecto al mismo periodo del año anterior.

Y no sólo eso. La compañía anunció que ha recortado sus previsiones de beneficio para el cuarto trimestre del año. La culpa, según el comunicado emitido ayer, la tienen precisamente estos negocios. La compañía prevé beneficios entre 45 y 47 centavos por acción. Sus previsiones eran entre 46 y 49 centavos. La cotización reaccionó a la baja con fuerza.