Energía

El precio del petróleo se dispara por el temor a la escasez de oferta

El precio del petróleo alcanzó ayer su máximo desde el fin de la guerra en Irak por el temor a que la llegada de las temperaturas bajas dispare una demanda que la oferta no sea capaz de cubrir. El barril de brent llegó ayer a cotizarse a 31,50 dólares, frente a los 30,14 de la apertura, aunque al final de la tarde moderó el alza hasta los 30,90 dólares.

El informe mensual de la Agencia Internacional de la Energía (AIE), publicado ayer, alimentó esos temores. 'Se espera que el crecimiento de la demanda de petróleo para las calefacciones rebote drásticamente en el cuarto trimestre', pronostica la agencia, asesora en materia energética de 26 países industrializados.

El repunte se suma al del jueves, en el que el barril de crudo protagonizó un alza superior al 4%. 'Estamos consolidando la subida de ayer', afirmó Tom Bentz, experto en petróleo de BNP Paribas en Nueva York. El barril del petróleo que cotiza en EE UU, el West Texas Intermediate, se encarecía por la mañana (hora local) 89 céntimos, hasta 31,90 dólares. 'Es una continuación del rally que comenzó cuando la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) anunció su recorte. También estamos dirigiéndonos a un invierno sobre el que existen preocupaciones en cuanto a reservas', explicó Bentz.

Y es que ésas son las dos razones principales de la escalada del precio: que las temperaturas igualen el frío del año pasado, cuando se disparó la demanda de combustible para las calefacciones, y la escasez de la oferta, impulsada por el recorte de la producción de 900.000 barriles al día anunciada por la OPEP en su reunión del 24 de septiembre pasado y que entrará en vigor el 1 de noviembre. Los precios han aumentado un 16% desde que la OPEP anunció su recorte, que dejará su producción en 24,5 millones de barriles diarios. El cartel justificó su decisión con el resurgimiento de las exportaciones iraquíes y el aumento de la producción de los países que no pertenecen a la OPEP (Rusia especialmente) que, en su opinión, reducirá en exceso el precio del crudo.

Según la AIE, la producción mundial se elevó 300.000 barriles al día en septiembre, hasta 80,11 millones, debido principalmente a las exportaciones de Irak, 'que se han recuperado más rápidamente de lo previsto'. La producción de Irak se elevó 380.000 barriles al día, hasta 1,45 millones de barriles el mes pasado, según la agencia. En febrero, el último mes antes de la invasión de Irak, este país producía 2,5 millones de barriles al día, de los que exportaba 1,7 millones.

El precio también se ha visto impulsado por la caída de las reservas tanto en Estados Unidos como en Europa. En el primero, las reservas de petróleo para calefacción eran la semana pasada un 8,8% inferiores a las del año pasado, según los datos del Departamento de Energía, y se espera que la demanda sea fuerte en los próximos meses, porque las temperaturas previstas son muy bajas. En Europa, las existencias de combustible están un 4% más bajas que las que había hace un año.

La OPEP cree excesiva la producción para 2004

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) considera que, con los niveles actuales de producción de crudo, habrá un exceso de oferta para 2004. Una forma sutil de insinuar un recorte de oferta para el próximo ejercicio.

El presidente del cartel, Abdullah al-Attiyah, hacía ayer un llamamiento desde Tokio a los productores de fuera de la organización a la cooperación para evitar el desplome de los precios.

'El mercado tendrá exceso de oferta en 2004, así que la OPEP y los países no OPEP deberían sentarse juntos y tener una conversación muy seria al respecto', dijo en una entrevista con Reuters. 2004 será un año 'crítico' y sin la ayuda de los demás productores 'la OPEP sola no podrá proteger el mercado', dice.

La Agencia Internacional de la Energía calcula que la producción de fuera del cartel aumentará el próximo año hasta los 50,5 millones de barriles al día, frente a una media de 49,1 millones este año.

Las declaraciones de Al-Attiyah resultan incomprensibles dado el actual nivel de precios, rozando los 31 dólares por barril, mientras la banda fijada por el cartel se sitúa entre 22 y 28 dólares. Sin embargo, los ingresos de los países productores se han visto mermados por la caída del dólar.

Protagonistas

Rusia. El principal productor mundial ajeno a la OPEP criticaba ayer la política de precios altos de la organización y mostraba su disposición a seguir aumentando su oferta.

Irak. La recuperación de la exportación de petróleo de Irak más rápida de lo que se esperaba fue uno de los argumentos de la OPEP para justificar el recorte de producción que entrará en vigor en noviembre.

Kuwait. Este miembro de la OPEP anunció ayer que baraja un recorte de la producción entre un 10% y un 15% este invierno. En la foto, el ministro kuwaití de Exteriores, Sheikh Sabah al-Ahmad.