EE UU

Leve mejora del comercio exterior de EE UU

El déficit comercial de EE UU en agosto ha sorprendido. Según el Departamento de Comercio, éste se ha quedado en 39.200 millones de dólares, cuando se esperaba que alcanzara 41.200 millones. La caída del 2,1% con respecto al mes anterior deja este desfase entre importaciones y exportaciones en la cifra más baja en seis meses.

Cayeron las ventas al exterior, un 2,7% (83.700 millones de dólares), y las importaciones, que se resintieron un 2,5%, para dejar una factura total de 122.900 millones.

Pese a esta caída, el detalle de las cifras ofrece un dato que preocupa al Gobierno de George Bush y a la industria del país, y es que el déficit comercial con China parece no haber tocado techo. Las últimas cifras de Comercio revelan que éste ha llegado al récord de 11.700 millones de dólares. Las importaciones fueron de 13.700 millones.

Críticas

Las autoridades y los empresarios critican a China por mantener artificialmente bajo el precio del renminbi y restarles competitividad ya no sólo a la hora de exportar, sino también a la de producir. Lo que ya se percibe como la amenaza china e india por el desplazamiento del nuevo empleo de las empresas americanas a estos países, muy competitivos por su mano de obra, da alas a un movimiento contrario al libre comercio.

Las quejas, vocalizadas por los segmentos del mercado laboral que empieza a sufrir la competencia, trabajadores altamente cualificados en los sectores tecnológicos y de servicios, están llegando hasta el Congreso y los Gobiernos de los Estados que empiezan a tomar nota. Andy Grove, presidente de Intel, una de las empresas que abanderó el crecimiento de las tecnológicas, ha señalado que el país podría perder su dominio en este sector y ver amenazado su crecimiento económico.

Pero los consumidores siguen demandando los productos baratos que vienen de estos países. Según publicaba Business Week, Wal Mart, la mayor cadena de centros comerciales de descuento, importó de China en 2002 por valor de 12.000 millones de dólares, un décimo de las importaciones totales de EE UU desde la nación asiática.