Estrategia

Telefónica se centra en la banda ancha, el móvil y la expansión en Latinoamérica

Telefónica ha anunciado que sus ingresos antes de intereses e impuestos crezca entre un 28% y un 31% en 2006 frente al 20,8% que ha registrado en el primer semestre de este año. Así, la compañía calcula que el flujo de caja para el periodo 2003-2006 será, al menos, de 27.000 millones de euros, según indica en un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) a propósito de la celebración en Madrid de la III Conferencia de Inversores.

En ese encuentro, el presidente del grupo, César Alierta, ha señalado que su estrategia en los próximos años tendrá ¢un enfoque más comercial, con una mayor orientación al cliente y basada en un modelo de negocio más eficiente y flexible¢. Fiel reflejo de ello será el hecho de que en 2006 el 41% del personal de su filial española y el 38% de los empleados en Latinoamérica se dedicarán a labores comerciales.

Pero no es el único cambio que se diseña en la política laboral de la compañía. Telefónica ha anunciado un fuerte recorte de su plantilla en Latinoamérica: de los 25.617 trabajadores que tiene en la actualidad, sólo quedarán 19.300 dentro de tres años. Este recorte de empleos sigue al operado en España, donde se ha prescindido de 15.000 trabajadores. Aún así, la operadora ha anunciado que en 2007 el personal de la filial española habrá crecido un 25% para atender la nueva orientación comercial de Telefónica.

TELEFÓNICA 4,27 0,38%

Más liquidez y rentabilidad

Con esta estrategia, el grupo pretende aumentar la generación de caja y la rentabilidad de las inversiones. Para ello, centrará su estrategia en tres campos: la banda ancha, los móviles y la telefonía fija en Latinoamérica. Respecto a la banda ancha, Alierta ha adelantado que en 2006 esperan contar con seis millones de accesos ¢para liderar este mercado¢, ha dicho. Con ello, pretenden convertir el acceso a Internet a gran velocidad en un ¢producto de consumo¢, mediante soluciones propias o con acuerdos con otras empresas tecnológicas.

También en la transmisión de datos se basa su estrategia en la telefonía móvil: a medio plazo esperan que el negocio de este sector deje de ser el de las llamadas de voz para convertirse en el de acceso a las redes de comunicación. Además, el máximo responsable de Telefónica ha adelantado que esperan un ¢significativo aumento¢ del número de clientes en Brasil y México.

En estos países, así como en el resto de Latinoamérica, es donde el grupo centra la estrategia de su negocio tradicional, el de la telefonía fija, por su ¢enorme mercado potencial¢. Para ello, dice Alierta que harán ¢un esfuerzo innovador en productos y segmentado en clientes con el objetivo de llegar a nuevas capas de la población¢.

El presidente de Telefónica también ha insistido ante los analistas en su ¢sólida posición¢ financiera que ha permitido a la compañía desarrollar ¢la política de retribución al accionista más explícita y más a largo plazo de entre las grandes compañías del sector en Europa¢, asegura.