Investigación

Competencia abre una investigación sobre la subida de precios en los alimentos frescos

El Gobierno carga de nuevo contra el sector de la alimentación. La alarma se ha disparado por el incremento espectacular en septiembre de los precios de los alimentos, especialmente de los productos no envasados. El último informe mensual elaborado por el Ministerio de Economía, hecho público el martes, recogía subidas desproporcionadas en verduras y hortalizas, especialmente las judías verdes, los tomates para ensalada, las lechugas y las acelgas.

La reacción del Ejecutivo no se ha hecho esperar. El secretario de Estado de Economía, Luis de Guindos, anunció ayer en el Congreso que ha dictado instrucciones el Servicio de Defensa de la Competencia (órgano dependiente del Ministerio de Economía) para que abra una investigación sobre el comportamiento de los alimentos frescos.

'Queremos analizar con detalle qué es lo que ha pasado. Los alimentos frescos se han encarecido en toda Europa, pero mucho más en España y no encontramos razones diferenciales que lo justifiquen', reconoció ayer De Guindos.

La investigación abarcará a todos los productos frescos, en las diferentes etapas de producción y distribución. Competencia investigará si se han producido pactos de precios o incrementos abusivos que contravengan las normas de defensa de la competencia. El ministerio no descarta la apertura de expedientes sancionadores y su remisión al Tribunal de Defensa de la Competencia para que dicte sentencia.

Ayudas a la vivienda

Aunque no hay plazo de elaboración, este tipo de informes suelen prolongarse durante dos o tres meses. De Guindos reconoció ayer que el encarecimiento de los alimentos frescos repercutirá negativamente en el IPC de septiembre (se conocerá la próxima semana) y en el de los meses venideros, limitando la tendencia a la baja de la inflación. La investigación ordenada ahora por Economía sobre los alimentos frescos se produce tras el informe elaborado en su día por el Tribunal de Defensa de la Competencia sobre la distribución comercial, también a instancias del departamento que dirige Rodrigo Rato.

En este informe se recomendaba, entre otros asuntos, que se modificara la legislación de las comunidades autónomas sobre grandes superficies comerciales por entender que limitan las aperturas de nuevos establecimientos y perjudican la competencia.

En materia de vivienda, De Guindos propuso potenciar las ayudas oficiales a la entrada e ir reduciendo las subvenciones a los tipos de interés. 'En un contexto de tipos bajos, no tiene sentido subvencionarlos y sí trasladar la ayuda al pago de la entrada (que supone un gran esfuerzo para el comprador), en línea con la que ya ha comenzado a hacerse en el último Plan de Vivienda', dijo.