Sanción

Endesa pagará 760.700 euros por su responsabilidad en el apagón de Chile

La Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC) dependiente del Gobierno chileno ha multado a Endesa con 760.700 euros por su responsabilidad en el apagón ocurrido el 23 de septiembre de 2002, tras el corte de un cable de alta tensión que dejó sin energía eléctrica a 10 millones de usuarios.

En total han sido 12 las empresas multadas y la sanción global se eleva a 7.351.600 euros, según ha informado la Federación de Consumidores en Acción (Facua España). Estas compañías forman parte del Centro de Despacho Económico de Carga del Sistema Interconectado Central, organismo encargado de coordinar el suministro de electricidad de la zona central del país.

Según la SEC, las empresas de generación y transporte sancionadas no cumplieron con la obligación legal de coordinar adecuadamente la operación del sistema para preservar la seguridad del servicio eléctrico, al no haber realizado los chequeos y verificaciones necesarias para la correcta operación y mantenimiento del sistema, ni entregado la información oportuna a las autoridades sobre el apagón.

La Organización de Consumidores y Usuarios de Chile había señalado a su homónima española que los usuarios se enfrentan a dificultades legales para que se les compense por los daños provocados por la quema de aparatos.