Banca

Homs apoyó la fusión de Eurobank y Bankpyme en Banco de Barcelona

El ex presidente de Eurobank, Eduardo Pascual, y el ex consejero delegado de Agrupació Mutua y Bankpyme, José Luis Torra, mantuvieron negociaciones formales para fusionar las dos entidades y convertirlas en Banco de Barcelona. Esta operación, formalmente iniciada en noviembre de 2002, contaba con el apoyo de CiU y el conocimiento del consejero de Economía, Francesc Homs.

Pascual y Torra iniciaron las conversaciones en julio de 2002. Fruto de esos contactos, Bankpyme negoció con el BBVA la compra de la marca Banco de Barcelona, una ficha bancaria que el banco vasco había heredado de Banca Catalana. El BBVA había utilizado esa ficha para el banco en Internet Uno-e-Bank, pero no tuvo ningún inconveniente en vender la marca comercial. Por parte de Bankpyme, las negociaciones de adquisición las realizó Jordi Conejos, ex director general de Industria de la Generalitat y actual consejero delegado de Agrupació Mutua y Bankpyme en sustitución de Torra. La venta se cerró el 19 de septiembre de 2002.

Según fuentes conocedoras de las conversaciones, Pascual y Torra formalizaron las negociaciones en noviembre de 2002. La operación era conocida por el actual presidente de Agrupació Mutua, Josep Lluís Vilaseca Guasch, ex secretario general de Deportes de la Generalitat catalana y hombre considerado cercano a Marta Ferrusola, esposa del presidente Jordi Pujol. Según un portavoz de Agrupació, 'las negociaciones correspondieron a Torra y el consejo de administración no sabía nada'.

También estaba al tanto el ex consejero de economía de la Generalitat, Macià Alavedra. Según indicó ayer el ex consejero, él conocía los planes de fusión pero no participó en las negociaciones. 'æpermil;se era una tema del que se encargaba Homs', aseguró. 'Mi papel en Eurobank se limitó a hacer unas visitas al Banco de España en 1999 y luego cuando me propusieron la presidencia la rechacé', añadió. Según fuentes de Eurobank, el conocimiento que tenía Homs de los planes de las dos entidades era 'amplio'. Ayer fuentes de la Consejería de Economía señalaron que 'ni confirmamos ni desmentimos'.

Los primeros contactos entre Pascual y Torra se produjeron después de que el 10 de mayo de 2002 la consejería dictase una resolución de la Dirección de Política Financiera por la que aplicaba medidas cautelares a las tres mutuas de Eurobank (Caja Hipotecaria, Norton Life y Personal Life) en las que se les instaba a reducir su participación en el capital del banco. Tras esta resolución, Pascual busco socios para Eurobank y encontró a Torra. El 6 de noviembre, Homs aprobó un plan de rehabilitación para las tres mutuas en el que uno de los objetivos era formalizar la venta de las participaciones mencionadas.

En las negociaciones para crear el nuevo Banco de Barcelona también se reservó una participación del capital para Mutual Cyclops, una mutua de accidentes presidida por Josep Lluis Vilaseca. 'Desde CiU se pretendía crear un grupo financiero catalán que en cierta manera sirviera de refugio a los nacionalistas en caso de que perdieran las próximas elecciones a la Generalitat', indicaron fuentes de Eurobank.

El intento fracasó en el mes de mayo

Entre noviembre de 2002 y julio de 2003, Francesc Homs mantuvo un control distante de las tres mutuas de Eurobank, pese a recibir dos cartas del Banco de España los días 25 de febrero y 14 de marzo para informarle de las actuaciones del órgano supervisor.

Precisamente, esta presión del Banco de España, la falta de recursos propios en el balance de Eurobank y la decisión de Pascual de no poner más dinero en el banco paralizaron la fusión. En mayo, el consejero delegado de Bankpyme, José Luis Torra, ya la descartó. Por su parte, el presidente de Eurobank, Eduardo Pascual, vendió a la desesperada las participaciones de las tres mutuas a Excell Life, una aseguradora creada en Luxemburgo por él mismo. A la vez que hizo esta operación, las tres mutuas tomaron participaciones en Excell Life. La conversión de las participaciones directas en indirectas iba directamente en contra del plan de rehabilitación de las mutuas, lo que ya era motivo suficiente para intervenirlas.

El 14 de julio cuatro inspectores del Banco de España se personaron en Eurobank y un día después el consejo de Agrupació Mutua destituyó a Torra.

Eduardo Pascual contrató a Apax Partners

En noviembre de 2002, Eduardo Pascual otorgó a Altium Capital, por aquel entonces todavía filial de capital riesgo de Apax Partners, un mandato para buscar 'con quién nos podríamos aliar para crecer', indicaron fuentes de esta entidad. El mandato de búsqueda fue de seis meses, pero Altium sólo facturó tres debido a que Eurobank no 'nos remitió la información sobre su funcionamiento, sólo los balances y la auditoría, lo que era insuficiente para sacar adelante nuestro trabajo'. Al parecer, el interés de Pascual era buscar una fórmula para incrementar la red de distribución, algo que le ofrecía Bankpyme y Agrupació Mutua, que en aquel momento contaban con unas 26 oficinas frente a las cuatro de Eurobank. Según fuentes conocedoras de las negociaciones, 'el encargo a Apax pretendía dar un halo de propuesta de un grupo independiente a la operación que se estaba gestando'.

Durante el primer trimestre de 2003, Pascual y Torra mantuvieron sus intenciones, pero la intervención del Banco de España ampliando las pérdidas de Eurobank correspondientes a 2002 torpedearon definitivamente la operación de fusión.

Eurobank

Capital social: 27,43 millones de euros.

Red comercial: está formada por cuatro oficinas, dos de ellas ubicadas en Madrid y Tarragona, y otras dos en Barcelona.

Resultado del ejercicio 2002: pérdidas de 8,53 millones de euros.

Depósitos de clientes al cierre de 2002: 167,08 millones de euros.

Inversión crediticia al cierre de 2002: 99,92 millones de euros.

Número de empleados: 61 trabajadores.

Número de accionistas: 535 partícipes.

Bankpyme

Capital social: 75,83 millones de euros.

Red comercial: formada por 26 oficinas, de las que nueve están en Barcelona, cuatro en Madrid, dos en Valencia y en Zaragoza.

Resultado del ejercicio 2002: pérdidas de 10,14 millones de euros.

Depósitos de clientes al cierre de 2002: 556,72 millones de euros.

Inversión crediticia al cierre de 2002: 364,35 millones de euros.

Número de empleados: 278 trabajadores.

Número de accionistas: 7.180 partícipes.