Vivienda

Rajoy propondrá una mayor liberalización del suelo para rebajar "suavemente" los precios

El secretario general del PP y candidato a la presidencia del Gobierno, Mariano Rajoy, no asume las responsabilidades políticas derivadas de la continua escalada de precios de la vivienda, como hizo ayer el vicepresidente primero del Gobierno y ministro de Economía, Rodrigo Rato.

Para Rajoy, la carestía de las casas en España se revela como "un tema muy complejo que depende del mercado, de la voluntad de las personas, de su situación económica, de decisiones municipales, autonómicas y en ocasiones del propio Gobierno central".

Y para el político es cuestión de oferta y demanda: los últimos años, dice, han supuesto "un récord" en la solicitud de créditos hipotecarios, que explicó como consecuencia de "un aumento del nivel de vida, unos tipos muy bajos y grandes facilidades". "Lógicamente al haber mucha demanda pasa lo que se ha producido", concluye.

Buena dirección

"Tranquilizado" por el informe hecho público ayer por el Banco de España -que incluye menciona un posible riesgo de "ajuste brusco" de los precios, sobrevalorados hasta un 20%-, Rajoy asume no obstante la necesidad de potenciar el alquiler y "hacer una apuesta importante por una mayor liberalización del suelo".

æpermil;stas serían medidas "en la buena dirección", sostiene, encaminadas a lograr una "caída ordenada", con suavidad, ésa que interpreta como planteamiento central del informe del banco emisor.

Las políticias por las que apostará el PP, explicó avanzando la campaña del Gobierno de cara a las próximas generales, serán "similares a las que han sido buenas y útiles" en los últimos años. Y el candidato, preguntado por los periodistas acerca de su liderazgo en las encuestas, tan "prudente" como "gallego", se dice "contento por que voy a hacer el mayor esfuerzo del que soy capaz para hacer las cosas bien".