Servicios públicos

Las empresas españolas, escépticas ante la posible alza de tarifas en Argentina

Finalmente, el Gobierno argentino logró la autorización de la Cámara de Diputados para adoptar subidas de tarifas y la renegociación de los contratos de los servicios públicos. Las empresas españolas, sin embargo, expresan cautela y escepticismo ante una medida muchas veces anunciada y largamente postergada.

Oficialmente, las principales compañías españolas con intereses en los servicios públicos argentinos (Endesa, Telefónica, Aguas de Barcelona y Gas Natural) consideran positivo que se tomen medidas para resolver la situación actual y clarificar el marco regulatorio. Pero su respuesta dista de ser optimista.

Como recuerda uno de los portavoces oficiales de estas empresas, ésta es una noticia que 'en los dos últimos años se ha anunciado en repetidas ocasiones por parte de las autoridades argentinas pero que otras tantas ha quedado en nada'.

Lo cierto es que la ley aprobada por el Congreso en la madrugada del miércoles introduce, al menos, una diferencia sustancial respecto a ocasiones anteriores. La ley concede potestad al Ejecutivo para renegociar, hasta diciembre de 2004, los contratos de las compañías privatizadas y ese marco abre la posibilidad de aumentar las tarifas de esos servicios, antes incluso de cerrar los nuevos acuerdos.

Hasta ahora, las subidas de tarifas aprobadas por el Gobierno han sido desestimadas por la justicia, en virtud de la ley de emergencia económica que congeló los precios públicos. Eso es lo que le sucedió a Gas Natural cuando acordó una subida del 7% con el Ejecutivo argentino el pasado mes de enero, según recuerda la propia compañía.

La actitud de las compañías, por lo tanto, se resume en esperar y ver. 'La resolución del problema dependerá de la forma en que se interprete cada caso', precisa Aguas de Barcelona (Agbar).

En todo caso, las empresas consideran que el aumento de las tarifas es un paso fundamental tanto para las compañías, que han sufrido un fuerte deterioro en sus cuentas de resultados, como para el Gobierno, que teme que se deteriore la prestación de servicios ante la ausencia de inversión por parte de las empresas, apuntan desde Endesa. Gas Natural también insiste en que la subida de tarifas es imprescindible para 'mantener los altos niveles de calidad de servicio' que ofrece la compañía.

La eléctrica mantuvo ayer una reunión con las autoridades argentinas, 'pero de momento no hay tiempos marcados' para la revalorización.

Banco de España

En esta línea se pronunció ayer el Banco de España. El director general de asuntos internacionales de la entidad, José Viñals, pidió ayer una subida de tarifas, porque eso permitiría a las empresas cubrir costes de funcionamiento, obtener un margen de beneficio 'apropiado', y así la calidad y continuidad del servicio, según declaraciones a Efe.

Asimismo, Viñals consideró 'urgente' adoptar medidas que devuelvan la solidez y rentabilidad al sistema bancario, medidas ambas que, a su juicio, 'redundarán en beneficio del conjunto de la economía argentina' y permitirán 'que la incipiente recuperación se convierta en sostenible'.