Las cuentas públicas de 2004

Infraestructuras y defensa recibirán 65 de cada 100 euros de inversión pública

El continuismo de los Presupuestos Generales del Estado de 2004 se verá reflejado también en la inversión pública, cuyas prioridades diferirán poco de las del presente ejercicio. La inversión real directa consolidada (incluida la Seguridad Social) será de 10.545,62 millones de euros, un 5,4% más que en 2003. Pero sumando la inversión del resto de organismos públicos y empresas, con otros 12.213,23 millones de euros, la inversión llega a los 22.758 millones de euros. Aún habría que añadir para contabilizar toda la formación bruta de capital fijo las transferencias de capital, que llegan a 5.963,23 millones de euros (5,569,91 en 2003).

Casi 65 de cada 100 euros de la inversión pública estará destinada a las infraestructuras básicas y defensa. Para esta última función el Estado invertirá 1.830,18 millones de euros, un 17,4% del total, que se destinará principalmente a la modernización de las Fuerzas Armadas.

La mayor partida, sin embargo, es para las infraestructuras básicas y transporte, a lo que se destinarán 5.026,87 millones de euros, un 47,7% del total. También es este apartado el que registra un mayor incremento absoluto frente al presente ejercicio (325,42 millones de euros más). A estas inversiones hay que añadir las de otros organismos autónomos dedicados a infraestructuras y transporte que no se incluyen en los presupuestos consolidados, como el Gestor de Infraestructuras Ferroviarias (GIF), Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA), Renfe y Puertos del Estado, con inversiones por un importe global de 8.970,33 millones de euros. De ellos, 1.352,28 millones se dedicarán a la construcción de la red de alta velocidad.

Las empresas públicas invertirán un 16,9% más que el año anterior

Los fondos destinados a los organismos dependientes del Ministerio de Ciencia y Tecnología se reducen un 15% respecto a 2003

Educación, por el contrario, se llevará la peor parte, ya que la inversión no aumentará, manteniéndose en sólo 34,34 millones de euros.

Por ministerios, además de los de Fomento y Defensa, Medio Ambiente cobra protagonismo, al aumentar su dotación para los organismos dependientes de este presupuesto un 7,3% con respecto a la de este año, hasta 2.262,67 millones de euros.

Plan Hidrológico

La mayor subida corresponde a las confederaciones hidrográficas, que absorberán un 23,5% más de las inversiones obtenidas en 2003, hasta 864,15 millones de euros. æpermil;sta se debe al aumento de las actuaciones cofinanciadas con los fondos europeos que se destinan a mejorar las infraestructuras hidráulicas. Precisamente, los recursos europeos continúan teniendo una gran importancia. El próximo año las transferencias a España serán de 7.021,11 millones de euros de los fondos estructurales comunitarios y de 1.487 millones de la dotación del Fondo de Cohesión. El mayor incremento de la inversión por secciones corresponderá a la Seguridad Social y será del 11,37%, hasta 401,81 millones de euros.

Por el contrario, el Ministerio de Ciencia y Tecnología es el único al que se le reduce la inversión pública, en concreto, un 15% frente a la de los Presupuestos de 2003, lo que la deja en 216,28 millones de euros.

El destino de la inversión por regiones también será similar al de este año. Así, Madrid, Cataluña y Andalucía vuelven a encabezar la lista de las regiones por recepción de la inversión real. La primera recibirá un total de 3.214.77 millones de euros, un 14,12% del total, mientras que Andalucía, con una cuota del 11,32%, recibirá 2.577,61 millones en 2004. Cataluña, por su parte, recibirá un total de 2.740 millones de euros, y acapara el 12,03% del total.

No obstante, la comunidad que más ha mejorado su posición en la lista es Galicia, principal afectada por la catástrofe del Prestige. De una cuota del 5,2% del total que recibió de los Presupuestos de 2003 y que suponían 520,7 millones de euros, este año acaparará el 4,59% de la inversión total, unos 1.045,36 millones. Las últimas posiciones siguen siendo para Ceuta, Melilla, Navarra, el País Vasco y La Rioja, que no alcanzan ni el 1% de la inversión.