Comisiones

Un abanico de precios para operar en Bolsa

Uno-e ha eliminado temporalmente la comisión por compra de acciones. Además, algunas entidades, en un intento de captar y fidelizar a sus clientes, ofrecen descuentos para los inversores más activos y ofertas como la tarifa plana

E

l coste de operar en los mercados de valores no es despreciable. Pese a que la Bolsa española es una de las más baratas de Europa en lo que a comisiones se refiere, lo cierto es que no pocos inversores se habrán llevado las manos a la cabeza al recibir el extracto de su cuenta de valores.

Las comisiones para operaciones bursátiles están liberalizadas desde el 1 de enero de 1992, lo que significa que cada sociedad o agencia de valores puede aplicar la tarifa que crea conveniente no sólo en función del volumen sino también para cada tipo de orden (condicionadas, por lo mejor). Eso sí, las tarifas máximas que cada entidad puede llegar a cobrar deben estar registradas en el Banco de España y en la CNMV.

Las tasas en España, por la mera ejecución de órdenes, rondan el 0,35% sobre el total efectivo de la operación, con un mínimo. Por regla general, las sociedades de valores tienen tarifas en forma de porcentaje sobre el efectivo o sobre el nominal de la operación aunque otras establecen una tarifa fija para operaciones de un determinado volumen. Es el caso de Renta 4, que cobra tres euros para operaciones de hasta 2.000 euros. Para importes superiores aplica una comisión de un 0,15% sobre el efectivo de la operación. En algunas entidades, no obstante, la comisión se va reduciendo a medida que crece el volumen de la orden, y puede quedar en un 0,1% para operaciones superiores a los 300.000 euros.

Pero si entre las entidades existen diferencias a la hora de fijar las comisiones, esta diversidad es mayor entre las entidades tradicionales -que a la comisión de intermediación suman la del banco o caja- y las que operan en Internet. Por lo general, estas últimas aplican tarifas más bajas. Como ejemplo, la tarifa de intermediación que aplican Inversis o Activobank, de 0,07% y 0,15%. Además, el canal a través del que se opera también abarata o encarece la comisión. Bankinter, Patagon, Unicaja, Banco Sabadell o BBVA aplican distintos costes a los distintos canales.

También la mayor frecuencia en la operativa suele estar premiada. Tanto es así que brokers de Internet como Self Trade o Inversis disponen de dos tipos de tarifas, la denominada frecuencia y la de iniciación o no frecuente, en función de la asiduidad con la que opera el inversor.

No obstante, la competencia que existe en el sector ha llevado a muchas sociedades y agencias de valores a lanzar ofertas especiales que contemplan el pago de una cantidad fija al mes con independencia del número de operaciones que se realice. Lo que se denomina tarifa plana es un reclamo bastante utilizado sobre todo por las empresas de inversión que operan a través de Internet. Además de Uno-e, que actualmente permite comprar y vender valores en el mercado continuo español, por 50 euros al mes, sin límite de volumen ni de operaciones, La Caixa ofrece tarifa plana para operar en mercados extranjeros (seis euros al mes para operaciones que no superen los 15.000 euros y 16 para importes superiores). También lo hace Patagon, por 24 euros al mes para determinadas Bolsas. Otras entidades como Oficinadirecta.com (el banco por Internet del Banco Pastor) también han utilizado este reclamo para captar y fidelizar a nuevos clientes.

La última propuesta ha partido también de la filial del BBVA. Uno-e ha lanzado esta semana una promoción que exime al cliente de abonar la comisión por compra de valores hasta el 31 de diciembre. La tarifa por venta se mantiene en el 0,20%, el mismo importe que antes se cobraba por la adquisición de acciones.

En cualquier caso, a estas tarifas hay que sumar en todos los casos el canon de la Bolsa de Madrid, una tasa que varía en función del volumen que se negocia y es independiente de la sociedad de valores con la que se opere. Las excepciones se suceden cuando se trata de comprar y vender acciones de los mercados extranjeros. Y además de que cada sociedad aplica una comisión, el mercado también incide en el precio. Los mercados de la zona euro suelen ser más baratos que los de Europa Oriental o EE UU. No sólo eso, a la hora de operar en Bolsa es fundamental conocer las tarifas que cobran las entidades por custodia de valores, que ronda el 0,25%.

Lo cierto es que si el inversor realiza operaciones de compraventa de valores con asiduidad conviene estudiar las tarifas que aplican las distintas sociedades y saber que en la mayoría de los casos, estas tasas son negociables. Si el inversor se decanta por una entidad más económica debe saber que traspasar una cartera de valores también conlleva gastos.