Estados Unidos

Una semana dura en los mercados de Nueva York

La compañía informática se vio arrastrada por la tendencia negativa que ha llevado al tecnológico Nasdaq a una de las peores semanas del año. La empresa logró esta semana que se desestimara una demanda interpuesta contra una de sus licencias; pese a ello, los títulos cayeron un 4,81% en la semana, aunque acumula en 12 meses una subida del 23,18%.

Verizon, Eastman Kodak, Motorola y Tupperware fueron algunos de los protagonistas negativos de una semana en la que el Dow cayó el 3,44%, el índice S&P 500 descendió un 3,81% y el Nasdaq cayó un 5,96%. Los inversores han optado por la cautela, a la espera de que las empresas anuncien el mes próximo sus expectativas de beneficios.

Los inversores primaron ayer el descenso del índice de confianza de los consumidores desde 89,3 en agosto a 87,7 en septiembre y obviaron la revisión al alza del PIB del segundo trimestre, que creció un 3,3%. Destacó en negativo Motorola, llegó a perder un 5%, pero al final se dejó un 0,88%. La empresa fue penalizada porque los analistas creen que los móviles con cámara no llegarán a tiempo para la temporada de compras navideñas. Verizon, la primera firma de telefonía local, empezó a caer el martes cuando hizo público su recorte de previsión de beneficios. Las acciones perdieron un 6,5%.

La cotización de Kodak se desplomó después de anunciar una nueva estrategia empresarial basada en imágenes digitales frente a la tradicional película fotográfica. El valor de las acciones de la empresa se ha reducido un 26%. Tupperware reconoció el jueves que sus ventas caerán un 30% este año, la fabricante perdió un 22,4%.

El consumo es clave. Las empresas no se andan con miramientos a la hora de recuperar beneficios a costa de reducir plantilla. Con esas perspectivas laborales, la prudencia se impone en las compras, pero el gasto de los consumidores representa dos tercios de la economía, con lo que la dinámica alimenta la crisis.