Comercio

Bruselas reactiva la guerra comercial contra EE UU y pide represalias a la OMC

La Comisión Europea reavivó ayer la guerra comercial con EE UU al pedir represalias ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) por una ley antidumping que aún no se ha derogado pese a haber sido considerada contraria a las normas de comercio internacional en 2000.

La UE considera que las medidas de represalia son el último recurso y ha dado a EE UU tiempo más que suficiente para cumplir con la decisión de la OMC en esta disputa. Ha llegado el momento de que EE UU muestre diligencia y compromiso con sus obligaciones ante la OMC', dijo ayer el comisario de Comercio, Pascal Lamy, en un comunicado.

Bruselas había optado por dar tiempo a Washington para que cambiara su legislación, pero ayer pidió al órgano de arbitraje de la OMC que autorice las represalias. æpermil;stas consistirían en pagar a EE UU con la misma moneda, es decir, aplicar a las empresas estadounidenses la misma ley que fue considerada ilegal por la OMC.

Según la ley antidumping de 1916, las compañías estadounidenses podían denunciar a las entidades europeas por competencia desleal y obligarlas a pagar tres veces los daños sufridos. La UE exige ahora que las empresas europeas puedan hacer lo mismo como represalia.

Además, la Comisión ha pedido que la UE adopte una legislación que no reconozca los fallos de los tribunales estadounidenses en esos casos y que permite una contradenuncia. En la actualidad hay tres compañías europeas inmersas en juicio.

La modificación de la ley estadounidense está en manos del Congreso, al igual que la derogación de otras dos declaradas ilegales y que permitirían a Bruselas aplicar represalias: la de las Corporaciones de Venta en el Extranjero (FSC, en sus siglas en inglés) y la Enmienda Byrd. Además, la OMC estudia los aranceles de EE UU al acero, otro frente que enturbia las relaciones transatlánticas.