Informe

Comprar una vivienda para el 60% de las familias resulta inalcanzable

Los incrementos constantes que registra en España el precio de la vivienda libre, de tipo medio, hace que adquirir una vivienda de tipo medio sea "inalcanzable" para el 60% de las familias españolas, según un estudio elaborado por la Fundación Encuentro.

El director general de la Fundación Encuentro, Agustín Blanco, explicó que en tres años "entre 1999 y 2002, ha aumentado en once puntos y medio la accesibilidad a una vivienda media, es decir del 49,2% hasta el 60,7%, lo que impide a muchas familias que incluso dedicando la mitad del suelo puedan comprar".

Este aumento, según los expertos de la Fundación, se debe "al encarecimiento constante de los precios del sector inmobiliario, por lo que proponemos la intervención urgente y coordinada de las diversas administraciones" para incrementar las vivienda de protección oficial y propone crear un Registro de VPO.

El estudio- que aglutina datos de la Sociedad de Tasación, Banco de España y el Centro de Investigaciones Sociológicas- parte de un precio medio en España de 125.000 euros para una vivienda de 75 metros cuadrados, para cuya compra se requiere una hipoteca de 100.000 euros.

Las mismas fuentes explicaron que en condiciones normales de concesión (80% del precio, 20 años de plazo a un tipo de interés Euribor más medio punto) el coste mensual de devolución es de 580 euros (450,54 en 1999).

"Suponiendo que un hogar pudiera dedicar la mitad de sus rentas de trabajo al pago de la vivienda, requeriría un salario de 1.160 euros mensuales (901,07 en 1999), cifra a la que no llega el 60,7 por ciento de las familias españolas", agregaron las mismas fuentes.

El informe indica que "si se considera que las entidades financieras fijan en un tercio de los ingresos familiares el porcentaje óptimo dedicado a pagar la vivienda, el problema se agrava especialmente para las familias en Madrid, Cataluña y País Vasco".

Concretamente la Fundación Encuentro indica que "el ingreso mensual de un hogar madrileño para acceder a una vivienda de 75 metros cuadrados, según los criterios bancarios, debería ser de 2.839 euros, más de 472.000 pesetas".