Medida

Las autonomías gobernadas por el PP suprimirán el impuesto de sucesiones para menores de 21 años

La supresión de este impuesto fue una promesa electoral del PP en las autonómicas y municipales celebradas este año y el secretario general del PP, Mariano Rajoy ha querido anunciar hoy el cumplimiento de la misma. Para ello, ha explicado que la supresión se producirá de forma progresiva. Asimismo, anunció su intención de seguir reduciendo la presión fiscal de los españoles.

Los cálculos que maneja el PP es que esta rebaja impositiva permitirá a las familias españolas ahorrar 500 millones de euros sólo en las comunidades gobernadas por los "populares" y un total de 1.000 millones de euros si se aplicara en toda España. Por ello, Rajoy anunció que su partido propondrá este modelo en todos los parlamentos regionales.

El candidato del PP a la presidencia del Gobierno confirmó además su intención de seguir manteniendo la política de rebaja de impuestos en el futuro porque, según dijo, "estamos convencidos de que una reducción equilibrada de impuestos estimula la actuación del sector privado sin poner en cuestión la sostenibilidad del sector público".

Finalmente, destacó que la supresión, primero parcial y luego total del Impuesto de Sucesiones, no pone en riesgo el equilibrio presupuestario.

En 2007, totalmente suprimido

En cuanto a la medida anunciada hoy, de suprimir el impuesto de sucesiones, Rajoy aclaró que primero se eliminará para las herencias a favor de los hijos, otros descendientes y adoptados menores de 21 años en todas las comunidades autónomas en las que gobierna el PP. Esta medida comenzará a aplicarse el uno de enero de 2004.

La segunda parte de la medida, según explicó Rajoy, se producirá a lo largo de la Legislatura, en la que se suprimirá este impuesto para los descendientes mayores de 21 años, para los ascendientes y para los cónyuges. "Se hará de una forma progresiva, de suerte que para el año 2007, aunque el que quiera pueda hacerlo antes, el impuestos de sucesiones será ya de cero para los hijos, descendientes y los cónyuges", apostilló.