'Price cap'

Las 'telecos' minoritarias denuncian que la rebaja de tarifas invade las competencias a la CMT

La Asociación de Empresas Operadoras y de Servicios de Telecomunicaciones (Astel) ha pedido al Ministerio de Economía que reconsidere su propuesta de un nuevo marco de regulación de los precios de Telefónica de España en 2004, al considerar que incumple "frontalmente" la normativa europea y sustrae competencias a la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT).

En un comunicado, la asociación que agrupa a una treintena de operadoras alternativas aseguró que la propuesta de acuerdo de la Comisión delegada del Gobierno para Asuntos Económicos suprime obligaciones "clave" del operador dominante, lo que podría suponer la "práctica" desaparición de la competencia en el sector de las telecomunicaciones.

Así, según Astel, el borrador de Economía levanta la obligación de la orientación a costes de todos los precios minoristas y establece un régimen jurídico de control de precios diferente para el segmento residencial y el de negocios, al tiempo que permite la discriminación geográfica entre clientes.

Además, la patronal añade que la propuesta del Ministerio elimina para el mercado empresarial el control previo de las llamadas a Internet, paquetes de servicios, bonos, planes de precios y programas de descuento, lo que liberaliza "en la práctica" los servicios de este segmento. En cuanto al mercado residencial, el borrador elimina el control previo en el lanzamiento de descuentos que prevean la aplicación de porcentajes de descuento sobre las tarifas generales que no superen el 15 por ciento.

Incumplimiento de la directiva

A juicio de Astel, la propuesta incumple también la Directiva Marco de la Unión Europea que establece un procedimiento concreto para la regulación de los precios y atribuye a la CMT la competencia de definir los mercados relevantes en España, analizar su grado de competencia e impone o levantar obligaciones, "todo ello con la correspondiente transparencia y consulta a los interesados".

Por otra parte, las operadoras alternativas también han presentado alegaciones a la propuesta que aprueba la liberalización de los precios minoristas del ADSL, que también elimina obligaciones del operador dominante "sin antes haber seguido el procedimiento de la Directiva Marco".