Entidades de crédito

La morosidad marca otro mínimo en julio, del 0,857%

El persistente aumento de la inversión crediticia permitió a los bancos, cajas de ahorros y cooperativas de crédito rebajar de nuevo en julio su tasa de morosidad, hasta situarla en un nuevo mínimo histórico del 0,857% del volumen de créditos concedidos.

La paulatina reducción de la mora en el sistema financiero ha sido posible gracias al fuerte crecimiento del volumen de crédito concedido, en comparación con el inapreciable alza del anotado como dudoso, apuntaron los analistas.

La tendencia se mantuvo en julio, periodo en el que la concesión de créditos creció en 13.425 millones, en tanto que aquellos anotados como dudosos sólo lo hicieron en 9 millones. En tasas interanuales, la actividad crediticia registró al cierre de ese mes un avance del 15,32%, mientras que los créditos dudosos sólo subieron el 1,44%.

Control de riesgo

Al margen del fuerte aumento de la inversión crediticia, los expertos explican que la reducción de las tasas de morosidad también se debe a que las entidades de crédito cuentan con unos sistemas de control de riesgo cada vez más eficaces.

Especialmente positivo para los bancos, éstos lograron reducir el ratio en 25 milésimas, hasta el 0,883%. Las cajas de ahorros sólo redujeron su morosidad en tres milésimas, aunque se mantienen como las entidades con menos mora, sólo del 0,769%. Las cooperativas, tradicionalmente más afectadas por los impagos, situaron este indicador en el 1,287%, 21 milésimas menos que al término de junio.