Escándalo

Ausbanc pide al Fondo de Garantía que devuelva el importe total de los depósitos

La Asociación de Usuarios de Servicios Bancarios (Ausbanc) instó hoy al Fondo de Garantía de Depósitos (FGD) a que reintegre a los afectados de Eurobank el importe total de sus depósitos, una reclamación que está contemplada dentro de la legislación y que, por tanto, es "posible y exigible". Señaló además que Ausbanc apuesta por la "defunción" de Eurobank y que atacará cualquier operación de reflote.

Según destacó en una rueda de prensa el presidente de la organización, Luis Pineda, el FGD dispone de fondos suficientes -unos 4.000 millones de euros- para hacer frente no sólo a la devolución de los depósitos de los clientes con un capital inferior a 20.000 -pago máximo que acomete el organismo-, sino también a aquellos que superan dicha cantidad.

Pineda abogó por que el FGD "se meta más en el asunto", de modo que se constituya en acreedor único de Eurobank y compre toda su deuda, un supuesto que ya emprendió la institución en el caso Banesto, cuando adquirió "todos los créditos dudosos". "Es una maniobra que ya se ha hecho, por lo que vamos a utilizar la memoria histórica para demostrar que lo que proponemos no es nuevo", comentó el presidente de Ausbanc, quien se mostró preocupado por el clima de intranquilidad que se crearía entre la clientela de Eurobank si se obligara a los depositantes con más de 20.000 euros a esperar la culminación del proceso de suspensión de pagos.

Responsabilidad del Banco de España

Además, señaló que el plan de Ausbanc está recogido en el Real Decreto de 20 de diciembre de 1996, que contempla la posibilidad de ejecutar un Plan de Rescate para acudir en ayuda de los afectados. Respecto a la exactitud del balance de Eurobank, Pineda señaló que "si hay falsedades, que se las coma el Banco de España" tras haber realizado 10 inspecciones y añadió que no cree que la entidad catalana "pudiera engañar tanto" al supervisor.

También señaló que les "consta" que Eurobank "se metió en créditos ilegales y susceptibles de no ser devueltos", aunque defendió que el importe máximo de estos créditos -20 millones de euros- no comprometería el balance de la entidad, que seguiría contando con suficiente dinero para hacer frente a sus acreedores. En cuanto a los clientes de las mutuas, el presidente de Ausbanc reveló que su organización ha conseguido que se le devuelva el dinero a 200 personas que no firmaron el traspaso de sus depósitos a otros de inversión creciente en empresas como Norton Life y Caja Hipotecaria Catalana Mutual.