Presupuesto

La recaudación tributaria crece un 5,3% sostenida por el consumo

Transcurridos dos tercios del ejercicio, las cuentas del Estado central se encuentran en una situación muy parecida a la del pasado año, con unos ingresos no financieros que crecen a un ritmo del 5,3%.

Es una velocidad de crucero inferior a la cosechada en 2000 y 2001, cuando el PIB crecía cerca del 4%, pero superior a la de las principales economías de la UE, que rozan la recesión.

El crecimiento de los ingresos no financieros descansa en el buen comportamiento de los tributos indirectos, especialmente del IVA, cuya recaudación aumentó hasta agosto un 10% en comparación con el mismo periodo del año pasado. Su recaudación asciende a 26.681 millones de euros, siendo el segundo tributo en ingresos, sólo superado por el IRPF. El buen comportamiento del IVA, ligado al consumo, es una buena muestra del dinamismo de la actividad y del empleo, en una economía como la española, que crece en estos momentos en torno al 2%.

En el caso de los impuestos directos, su situación es menos boyante que la de los indirectos. Con todo, se mantienen en tasas positivas, con un crecimiento medio del 3,7%. La recaudación del IRPF ha aumentado hasta agosto un 6,4%, hasta 29.454 millones de euros, en el primer año de entrada en vigor de la segunda reforma del impuesto efectuada por el PP. No obstante, esta tasa está muy condicionada por las devoluciones efectuadas por la Agencia Tributaria (aceleradas este año con respecto al anterior), por lo que habrá que esperar a meses posteriores para tener datos representativos.

El buen comportamiento de los ingresos y de los gastos tuvo su reflejo en el saldo fiscal. Según avanzó ayer el secretario de Estado de Presupuestos, Ricardo Martínez-Rico, en su comparecencia en el Congreso de los Diputados, el Estado registró hasta agosto un superávit del 0,1% del PIB, en términos de Contabilidad Nacional (criterio utilizado por la agencia de estadística europea, Eurostat, para homogeneizar datos).

El superávit es consecuencia de unos recursos no financieros por valor de 69.354 millones de euros, y unos gastos de 68.596 millones, lo que supone un incremento del 1,1%. El excedente fiscal del Estado es similar al cosechado en el mismo periodo del pasado ejercicio. Para Martínez Rico, los datos disponibles en los ocho primeros meses del año confirman que las cuentas del conjunto de Administraciones públicas (incluye Estado, comunidades autónomas y municipios) 'volverán a alcanzar el equilibrio en 2003', al igual que en 2002, cuando incluso se obtuvo un ligero superávit del 0,1%.

Más prestaciones

El número dos del ministro de Hacienda subrayó la importancia del Pacto de Estabilidad como instrumento clave de crecimiento económico, en clara referencia al deseo de algunos países, como Alemania y Francia, de suavizar el pacto para hacer frente a sus desequilibrios fiscales.

Desde la oposición política no se ven los datos del mismo modo. Tanto el portavoz del PSOE en la Comisión de Presupuestos, Francisco Fernández Marugán, como la de CiU, Inmaculada Riera, instaron al Gobierno a aumentar la partida de prestaciones sociales en los próximos Presupuestos, que están a punto de aprobarse en Consejo de Ministros. A juicio del Marugán , el Ejecutivo no ha aprovechado la bonanza económica de años anteriores 'para obtener un superávit presupuestario más holgado'.