'Telecos'

MCI pacta nuevos pagos con sus acreedores para salir de la quiebra

Los abogados de las tres partes mantuvieron en las oficinas de la Quinta Avenida de MCI (antigua Worldcom) una maratoniana reunión que culminó con un pacto que obliga a la operadora a desembolsar 385 millones de dólares más a estos dos grupos de acreedores tenedores de bonos. Uno de ellos no iba a conseguir nada según el pacto inicial que había sido aprobado por el 97% de los acreedores que recibirán distintos pagos dependiendo de los títulos de deuda en su poder.

Conseguir el apoyo de este pequeño grupo de acreedores es fundamental para seguir adelante con el proceso que lleve a la nueva empresa a salir de la suspensión de pagos, partiendo de una deuda de 41.000 millones de dólares.

Votación a fin de mes

El juez que entiende del proceso, Arthur González, hizo un nuevo señalamiento tras suspender el lunes las comparecencias sobre esta reestructuración para continuar con el procedimiento el jueves. Se espera que a finales de septiembre voten todos los acreedores el acuerdo final, incluidos los flecos ayer negociados. Desde MCI no se explicó ayer cómo estos nuevos pagos pueden afectar al resto de acreedores.

A mediados de octubre y para contrariedad del resto de las operadoras del país, se espera que MCI vuelva a la normalidad empresarial. Lo que a competidores como AT&T o Verizon, entre otras compañías, les inquieta es que MCI, que ha cambiado de consejo, presidencia y ha adoptado un nuevo código de conducta empresarial supervisado por la SEC (regulador de los mercados), vuelve a competir con ellos, pero con una deuda de menos de 5.000 millones, cuando la de ellos está como media por encima de los 30.000 millones. En el sector se teme que el saneamiento de MCI abra de nuevo una guerra de precios.

No obstante, no todos los problemas para el nuevo presidente, Michael Capellas, están resueltos. La apertura de las causas criminales por la fiscalía de Oklahoma sobre la propia compañía, su anterior presidente, Bernard Ebbers, y seis ejecutivos más, puede suponer una larga estancia en tribunales.

El fiscal de Oklahoma, Drew Edmonson, considera, y esto es algo que comparten los competidores de MCI, que la empresa no ha sido castigada por el fraude que cometió, valorado en 11.000 millones de dólares y que dio lugar a una reestructuración que se ha cobrado el empleo de 30.000 personas, además de acabar con los ahorros y las expectativas de accionistas y acreedores. Worldcom vio evaporarse una capitalización bursátil de 180.000 millones de dólares.