Escándalo

Un ex directivo de Goldman Sachs acusado de fraude en la compra de bonos

Un antiguo alto ejecutivo del banco de negocios Goldman Sachs, John Youngdahl, ha sido acusado de haber utilizado información privilegiada en la compra de bonos estadounidenses a 30 años. El ejecutivo, que trabajaba como economista jefe del banco, ha sido inculpado de siete presuntos delitos, entre ellos uso de información privilegiada, falso testimonio y perjurio, según el fiscal para el distrito del sur de Nueva

York, James Comey.

El fiscal también anunció que, en este mismo caso, el consultor de Washington, Peter Davis, está dispuesto a declararse culpable de haber conspirado y haber utilizado información privilegiada en la compra de los bonos. El tercer acusado es Steven Nothern, un gestor de fondos de inversión de renta fija de la firma Massachusetts Financial Services.

El origen de este caso se remonta a octubre del año 2001, cuando el Tesoro anunció en rueda de prensa que los populares bonos a 30 años, en los que muchos estadounidenses habían destinado sus inversiones a largo plazo, iban a dejar de emitirse.

Si bien la información estaba embargada, como se recordó en tres ocasiones durante la rueda de prensa, la noticia se extendió rápidamente por los mercados, y provocó una subida histórica en el precio de este activo. A la rueda de prensa asistió Davis quien, saltándose el embargo, hizo una llamada a John Youngdahl para comunicarle la información, según han constatado los investigadores.

Posteriormente, Youngdahl pasó la información a los operadores de su firma, lo que permitió a la empresa obtener unos beneficios de 1,5 millones de dólares operando con los bonos antes de que la noticia llegara al mercado.