Infraestructuras

Los Quince abordan hoy el desarrollo de la banda ancha en Internet y la telefonía móvil UMTS

Los ministros de Telecomunicaciones de la Unión Europea abordarán hoy y mañana en la localidad de Viterbe (Italia) el desarrollo de la banda ancha en Internet y la implantación de la telefonía móvil de tercera generación en los Estados miembros. La localidad italiana será así el escenario elegido para presentar la estrategia española de banda ancha, decisión que ha provocado numerosas críticas al estar excluida el recién presentado plan, para impulsar la Sociedad de la Información, España.es, pese a que estaba inicialmente previsto que figurara como uno de sus anexos.

En cualquier caso, fuentes ministeriales recogidas por Europa Press apuntaron que la citada estrategia será previsiblemente presentada en nuestro país la próxima semana, por el nuevo ministro de Ciencia y Tecnología o, en su defecto, por el propio secretario de Estado de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información.

Durante los dos días de discusiones, los responsables de los Quince discutirán igualmente cómo afecta en la UE el fenómeno de la brecha digital o distancia en términos tecnológicos entre las áreas o zonas europeas más implicadas y las más alejadas. La Presidencia italiana incluyó este último punto en los debates ya que va unido al plan eEurope 2005, que prevé la financiación de infraestructuras de telecomunicación en banda ancha para las regiones europeas con ingresos bajos.

En este sentido, la UE pretende que la ejecución de este plan preste atención a las cuestiones sociales de cada región y que no discrimine desde el punto de vista económico, social y cultural. Por ello, representantes de los operadores europeos de telecomunicaciones participarán en la reunión de Viterbe.

La Comisión Europea presentó en julio una serie de líneas directrices para la utilización de fondos estructurales de la UE en el sector de las comunicaciones electrónicas, con el objetivo, sobre todo, de que las regiones estén capacitadas para presentar proyectos de inversión sobre telefonía móvil o Internet de banda ancha, dentro de un marco de mayor seguridad jurídica. En lo relativo al uso de fondos estructurales para proyectos de la información en las regiones europeas, los Quince han previsto destinar alrededor de 10.000 millones de euros mediante cofinanciación para el período 2000-2006, lo que representa un poco más de 7% del total de estos fondos.