Telefonía

Las nuevas tarifas telefónicas suscitan duras críticas en todo el sector

El secretario de Estado de Economía, Luis de Guindos, ha anunciado que el incremento en la tarifa mensual previsto para el año próximo será de un máximo de 55 céntimos, en declaraciones recogidas por la agencia Servimedia. Según De Guindos, se trata de la menor subida desde 2000, cuando se implantó el sistema de precios actual. Además, ha recordado que en 2005 se liberalizará completamente el sector.

Esa decisión no ha sido, ni mucho menos, pacífica. Quien ha reaccionado con más virulencia ha sido una de las empresas implicadas. El presidente del grupo de telecomunicaciones Auna, Luis Alberto Salazar-Simpson, ha calificado hoy de "calamidad" para el sector el anuncio realizado ayer por el ministro de Ciencia y Tecnología de que se subirá la cuota de abono en el 2004 y bajarán las tarifas telefónicas. Salazar-Simpson, en el marco de un curso celebrado en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) en Santander, ha señalado que el hecho de que "permitan subir las cuotas de abono y disminuir las restantes, es dar una prima de salida al incumbente (Telefónica) que tiene 17 millones de clientes y de abonados y esa subida la traduce automáticamente en dinero que ingresa todos los meses". "No me pongan la zancadilla cada cinco minutos", reclamó.

"Ese dinero (Telefónica) lo utiliza para hacerte la competencia, pobrecito, que estás intentando sacar la cabeza a flote y no tienes la posibilidad de esos abonos¢, ha ironizado para lamentar que es ¢un desastre, parece que volvemos a donde partimos¢, a una situación de ¢monopolio", asegura en declaraciones recogidas por la agencia Efe.

Reclama que el Gobierno y el regulador "deben poner equilibrio" y critica que esta decisión se haya tomado sin consultar a los demás operadores y "hurtando un debate de carácter abierto". Por ello, anunció Auna se opondrá con las medidas legales posibles. Sobre la liberalización de las tarifas telefónicas para el 2005 dijo que "es pronto para soltar las riendas" con ese porcentaje tan alto de participación de Telefónica en el mercado.

Fusiones entre probres

En relación con las recomendaciones del ministro de Ciencia y Tecnología de que se produzcan fusiones en el sector para resolver el desequilibrio con Telefónica, confirmó que las habrá pero "no una fusión de un rico y un pobre", sino entre empresas que pierden, por lo que "es muy difícil que la empresa resultante gane" y "no resolvería los problemas". De todas formas, asegura que en este momento no hay conversaciones con ningunas otra operadora para plantar ninguna operación concreta.

También se refirió a la posibilidad de que Amena sea calificada por la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones como operador con poder relevante en el mercado. En su opinión, esto impondría limitaciones de precios de interconexión en el mercado y se preguntó " que necesidad hay de perjudicar a un negocio como el del tercero en telefónica móvil, con menos de la cuarta parte del negocio de los otros dos". Por ello, pidió que "no compliquen la vida" a un grupo que toma lo que saca de Amena "para meterlo en el pozo sin fondo del cable y construir una red alternativa que quedará para el futuro".

¢Injusta¢, según la OCU

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) también ha arremetido contra el Gobierno por permitir a Telefónica subir la cuota de abono y ha asegurado que se trata de una medida "injusta" para la mayoría de los usuarios. Un portavoz explicó a la agencia Servimedia que esta subida es "injustificada" y que perjudica a las rentas más bajas, que son aquellas que realizan poco gasto telefónico y tiene teléfono básicamente como elemento de servicio.

"La factura real sube para todos", explicaron, en contra de lo que dice el Gobierno y Telefónica de que la factura final de gasto telefónico baja. Según la OCU, la bajadas en las tarifas internacionales y otras que se usan poco no compensan en absoluto el mantenimiento de los precios en las comunicaciones locales, que son las que más se utilizan.

¢Artículo de lujo¢

También desde el PSOE, la secretaria de Consumidores, Isabel Pozuelo, denuncia que la medida perjudica especialmente a las personas mayores y a algunas familias. Con ello, asegura, ¢el Gobierno lo convierte en artículo de lujo¢.

"Hace tres días Rato prometió congelar las tarifas y, o nos estaba engañando a los ciudadanos porque conocía que se iba a autorizar la subida, o ha sido desautorizado", asegura.