Fusión

Metrovacesa y Bami presentan buenos resultados a un mes de la fusión

Los 100,62 millones de euros de beneficio neto atribuible conseguidos por Metrovacesa en el primer semestre del año están por encima del resultado presupuestado, lo que 'permite a la compañía estar cómoda con la previsión de finalizar el año con un beneficio neto de al menos 180 millones de euros', informó ayer la sociedad. La mayor parte del crecimiento ha provenido de del resultado ordinario antes de impuestos, que aumentó un 17,7%. Adicionalmente, la compañía ha contabilizado importantes plusvalías por la desinversión en activos considerados no estratégicos.

Entre enero y junio pasados, Metrovacesa vendió activos en renta por valor de 82,2 millones y una plusvalía contable de 44,70 millones. El 51% de las desinversiones han sido oficinas, el 30% correspondió a locales comerciales y el 18% restante estuvo referido a viviendas. Además, la compañía ha contabilizado un resultado extraordinario positivo de 12,96 millones, de los que más de 11 millones provienen de la venta de Gesinar.

Metrovacesa incrementó un 10,4% los ingresos por alquileres entre enero y junio de este año, situándolos en 69,98 millones. Una parte importante de este crecimiento fue posible por la incorporación de nuevos activos, de manera que la cartera de patrimonio ha superado por primera vez el millón de metros cuadrados en explotación.

METROVACESA 6,70 -10,67%

Las inversiones en la división de patrimonio han sido mayores que las desinversiones y han superado los 230 millones de euros. En cuanto a la promoción residencial, los ingresos por ventas de viviendas ascendieron a 135,61 millones y los ingresos por ventas de suelo se situaron en a 92,77 millones de euros.

La deuda neta de Metrovacesa ascendía a 30 de junio último a 1.035,6 millones de euros, cifra un 11% superior a la de igual fecha de 2002. Este nivel de endeudamiento representa un 28% del valor de mercado de los activos inmobiliarios del grupo.

En lo que se refiere a la inmobiliaria Bami, accionista de referencia de Metrovacesa y de la que controla el 35% del capital, el crecimiento del beneficio neto hasta junio ha sido del 52%, situándose en 21,6 millones de euros. Este aumento del resultado ha venido propiciado tanto por el crecimiento de la actividad de la compañía como por la mejora de sus márgenes operativos. Así el Ebitda de la sociedad experimentó en el periodo un aumento del 80%. En cuanto a la contribución neta de la participación en Metrovacesa al resultado de Bami, ha sido en el primer semestre del año de 4,5 millones, cifra que incluye la aportación por puesta en equivalencia menos la amortización de fondo de comercio y menos los gastos financieros relacionados con la compra de dicha participación.

La promoción de viviendas ha contribuido de manera notable a los ingresos de Bami. La facturación de la compañía en el semestre ascendió a 122,5 millones de euros, un 25% más. Hay que destacar que las ventas de viviendas aportaron 110,9 millones a la facturación.

La deuda financiera neta de Bami en el primer semestre ascendió a 963,5 millones, un 8,5% superior respecto a la cifra de cierre del ejercicio 2002.

Metrovacesa y Bami tienen convocadas sus juntas generales de accionistas para el próximo 30 de septiembre. En ellas aprobarán su fusión, ya acordada por los respectivos consejos de administración. En la junta de Metrovacesa se propondrá también eliminar el límite máximo de derechos de voto del 25% del capital.

La decisiva contribución de la venta de viviendas

Los ingresos de Metrovacesa por ventas de viviendas crecieron un 180% entre enero y junio de este año y totalizaron 135,6 millones de euros, que corresponden a 818 viviendas.

El margen bruto fue del 20%, inferior al 22,7% del primer semestre de 2002, pero superior al 15,6% de todo el año 2002. El margen medio esperado para el conjunto del ejercicio 2003 es del 17%-18%. Además, Metrovacesa comprometió entre enero y junio ventas comerciales de viviendas por valor de 98 millones de euros, equivalentes a 473 unidades. La demanda de vivienda sigue fuerte, según la compañía, y no se detectan síntomas de ralentización ni en demanda ni en precios.

En Bami, la contribución de la facturación de la actividad de promoción supone un 91% de los ingresos totales de la compañía y un 79% del margen bruto. Bami contabilizó en el primer semestre del año ventas correspondientes a 644 viviendas, en línea con 2002 (645 viviendas), pero con una facturación superior debido al incremento del precio medio de venta.

En cuanto a las ventas de viviendas comprometidas, ascienden a 1.096 unidades. El stock de ventas comerciales no contabilizadas a junio de 2003 alcanza 1.918 viviendas, con una facturación asociada de 275 millones de euros.

Bami invirtió en el primer semestre del año 38,9 millones en la adquisición de una superficie edificable de 149.365 metros cuadrados y una capacidad de 1.055 viviendas. La reserva de suelo residencial de la compañía equivale a 12.061 viviendas.