EDITORIAL

Caso Eurobank

La onda expansiva de la crisis de Eurobank crece conforme se conocen nuevos datos sobre su operativa. La Generalitat de Cataluña ha decidido finalmente intervenir 'cautelarmente' las mutuas accionistas del banco y estrechamente asociadas con el presidente y accionista mayoritario de la entidad, Eduardo Pascual. La intervención afecta a Norton Life, Personal Life y Caja Hipotecaria Catalana Mutual, y supone de hecho que la Generalitat nombrará interventores para tutelar la gestión y garantizar la solvencia de éstas. Llama la atención que las autoridades catalanas -que aseguran que las mutuas gozan de 'solvencia'- mantengan en sus puestos a los directivos. Más inseguridad produce que la decisión se adopte al día siguiente de que el conseller en cap, Artur Mas, declarase: 'No tenemos por qué dudar de la fiabilidad de estas mutuas'. Pero la nota del Banco de España que comunicaba la intervención de Eurobank, el pasado mes de julio, también hablaba de la 'liquidez' de un banco que, poco después, presentó una suspensión de pagos que fue admitida ayer a trámite.