Accionistas

Las grandes empresas de Bolsa ganan pequeños accionistas

La confianza en la recuperación bursátil o la resistencia a materializar las pérdidas, unida a la entrada de nuevos inversores al calor de los bajos precios de cotización ha permitido a las grandes empresas de la Bolsa no sólo mantener el número de accionistas, sino incrementarlo.

Telefónica, su filial Móviles, los bancos BBVA y SCH, Endesa y Repsol conforman el grupo de las seis empresas líderes del Ibex 35. En conjunto suman 7,197 millones de inversores, lo que significa que han añadido 62.962 accionistas, un 0,88% más, en un año. Y ello a pesar de que en el mismo periodo de tiempo ninguna de estas seis compañías ha tenido un comportamiento positivo en Bolsa. El periodo que media entre el recuento de accionistas realizado por cada compañía en 2002 y el de 2003 está teñido bursátilmente de rojo en todas ellas. La caída más intensa es la de Telefónica, que se dejó casi un 28% entre abril del año pasado y marzo del presente ejercicio. El mejor comportamiento, por contra, es para el Santander, que cede sólo el 2,24% de junio a junio.

Que la evolución bursátil no ha condicionado la posición de los accionistas se constata, precisamente, porque estas mismas dos empresas lideran la captación de inversores. El Santander es la compañía más destacada, con 110.509 socios más que en 2002. Este salto le ha permitido superar el listón del millón de accionistas y adherirse al selecto club de las compañías españolas que pueden lucir este registro, un grupo en el que sólo está acompañada por cuatro más: Telefónica, Móviles, BBVA y Endesa.

Segunda en captación

Telefónica es la segunda que más accionistas ha captado. Su nueva política de dividendos y sus bajos precios de cotización han permitido a la operadora seguir logrando inversores. Son 37.326 más en un año, una cifra que convierte a esta compañía en destacada entre las demás tanto por crecimiento como por número total de socios, pero que supone una importante ralentización en el ritmo de incorporación de inversores. Los números hablan por sí solos: un año antes -entre marzo de 2001 y abril de 2002- captó diez veces más.

El BBVA cierra la lista de grandes empresas que sumaron accionistas en el último año. La entidad vasca captó 3.126 socios, cerró el semestre con 1,184 millones y ya siente muy cerca la presencia de su más directo competidor, el SCH, que tras su particular escalada está ya a menos de 91.000 accionistas de alcanzar al BBVA.

Aunque dispar, la evolución de los bancos demuestra que han puesto fin a la sangría de accionistas que siguió a las macroampliaciones de capital de 2000, en las que entraron inversores a corto que, con sus ventas, hicieron bajar año tras año su cifra de socios. Hasta ahora.

Repsol se aleja

Endesa y Repsol continuaron en el último año su goteo a la baja de inversores, aunque a ritmo más pausado. Endesa cede sólo 7.492 socios y se mantiene todavía por encima del millón de accionistas, una cota que se resiste a perder. Repsol, sin embargo, cada vez se distancia más de este listón. Ya en 2002 perdió su condición de socia del selecto club y en 2003 ha acentuado la brecha.

Con Telefónica Móviles se termina la clasificación de mayores pérdidas. Esta compañía también ha protagonizado constantes descensos de accionistas, provocados por una salida a Bolsa que tuvo un respaldo masivo y una evolución bursátil que ha distado mucho de satisfacer las expectativas generadas. Con 64.000 accionistas menos, con todo, la filial de Telefónica sigue firme en la segunda posición de las empresas españolas con más número de inversores a sus espaldas.