Banca

El BIS reclama una mayor cooperación entre los supervisores

El Comité de Supervisión Bancaria de Basilea pidió ayer a los supervisores nacionales que incrementen la colaboración con sus homólogos en otros países para facilitar la entrada en vigor del Acuerdo de Capital, conocido como BIS II. En un documento publicado ayer en su página web, el organismo internacional que preside el gobernador del Banco de España Jaime Caruana, se pide cooperación entre supervisores. Así, establece tanto en países 'de origen' (por ejemplo España para el SCH) como en los países 'anfitriones' (lo que sería España para el HSBC). Los países de origen serían responsables de supervisar la implementación del BIS II desde el punto de vista consolidado. Sin embargo, el país anfitrión deberá ayudar en las distintas filiales. Así, los bancos deberán informar a los países anfitriones que sus filiales o algunas sucursales cumplen preceptos del BIS II.

El Acuerdo de Capital es un conjunto de normas no vinculantes (que se adaptarán, eso sí, a las legislaciones nacionales) encaminadas a minimizar los riesgos y mejorar la solvencia. El texto definitivo deberá estar implementado en 2006. Se basa en tres pilares: requisitos de capital, supervisión y disciplina de mercado.