Transgénicos

EE UU lleva a Europa ante la OMC por las leyes sobre los transgénicos

Estados Unidos, Argentina y Canadá solicitaron formalmente ayer ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) la creación de una comisión que decida si la política de la Unión Europea en materia de transgénicos se ajusta o no a la legalidad internacional.

Estos tres países acusan a Bruselas de prácticas proteccionistas basadas en argumentos científicos, que ellos rechazan y que, en el caso de EE UU, ocasionan pérdidas anuales a sus agricultores de más de 300 millones de dólares sólo en las exportaciones de maíz.

'La existencia de la moratoria está fuera de toda duda: la Comisión Europea no ha admitido a aprobación un solo producto transgénico en casi cinco años', denunció la embajadora de EE UU ante la OMC, Linnet F. Deiley. Además, la diplomática informó que seis Estados miembros de la UE 'mantienen la prohibición de importar y comercializar ciertos productos transgénicos'.

El embajador de Canadá, Sergio Marchi, citó concretamente a Francia, Grecia, Austria e Italia como países que siguen prohibiendo a nivel nacional la importación, comercialización y venta de transgénicos aprobadas por Bruselas antes de octubre de 1998.

La UE lamentó la decisión de solicitar el establecimiento de una comisión de arbitraje, por entender que se trata de 'un litigio innecesario', a la vista del diálogo constructivo' que ha mantenido Bruselas con estos países.

El comisario para la Protección de la Salud y el Consumidor, David Byrne, recordó que hace un mes los Quince actualizaron su normativa sobre transgénicos según los últimos desarrollos científicos internacionales. Se trata, dijo Byrne, de 'restablecer la confianza de los consumidores en productos con estos organismos'.

Al ser la primera solicitud formal ante la OMC, la UE rechazó la creación de la comisión de arbitraje, algo que no podrá hacer si esos países reiteran su petición en la reunión del próximo día 29.