'Telecos'

Telefónica pagará 45 millones más por TCO

El pasado 16 de enero, Telefónica Móviles y Portugal Telecom anunciaron la primera adquisición de su aventura conjunta en Brasil, la compra de la operadora celular Tele Centro Oeste (TCO). La operación fue muy bien valorada por los analistas, a pesar del precio pagado por la compañía: 581 millones de euros en efectivo y cerca de 400 millones en un intercambio de acciones. Pero es que TCO merecía ese precio, a juicio del mercado, por su marcha operativa, su salud financiera y la cobertura de sus licencias, con acceso directo a la capital, Brasilia.

La mala noticia es que la factura se ha incrementado. Según las cifras anunciadas por Telefónica Móviles en enero, la primera parte de la transacción supondría el desembolso de 404 millones de euros, con los que se compraría el paquete de control de los accionistas mayoritarios. Este precio, según el hecho relevante remitido entonces, no estaba cerrado y dependía de los resultados de la auditoría realizada en TCO.

Siete meses después de este anuncio, Telefónica Móviles ha hecho público en un documento oficial el precio finalmente fijado para este paquete. Serán 432 millones, 28 millones más de lo previsto, tomando como referencia el tipo de cambio del real aplicado en enero. La explicación del incremento, según fuentes de la compañía, no está en la auditoría. Los resultados del estudio han sido los previstos. Los responsables del aumento son los intereses acumulados desde el momento del anuncio de la adquisición a la fecha del primer pago -realizado a finales de abril- y los correspondientes al resto de los desembolsos, que se realizarán de forma aplazada.

La opa, más cara

El problema para las socias brasileñas es que el precio pagado a los accionistas mayoritarios es el que sirve para determinar el que se abonará a los socios minoritarios, en lo que supone la segunda parte de la operación de adquisición de TCO. Telefónica Móviles y Portugal Telecom han adquirido primero el paquete de control y ahora tienen que comprar la participación de los accionistas minoritarios, tal y como exige la ley brasileña. El precio, según la normativa, será el 80% del pagado a los mayoritarios. Y como éste ha subido, también se incrementa el de la opa.

Así, Telefónica Móviles preveía gastarse 177,24 millones de euros en la oferta a minoritarios, en caso de que acudiera la totalidad de los accionistas, a un precio de 14,58 reales por título. Ahora serán 15,6 reales por acción, lo que eleva el desembolso total a 194,4 millones de euros. Otros 17 millones más para la opa que está previsto realizar en septiembre.

En total, serán 45 millones adicionales para Telefónica Móviles y Portugal Telecom, sobre una factura en metálico prevista de 581 millones. Es decir, un 7,7% más.

La tercera parte de la operación por la que las socias se harán con el 100% de TCO se realizará con un intercambio accionarial, así que no implicará mayores pagos. La filial de las operadoras en Brasil Telesp Celular Participaçoes cambiará parte de sus títulos por las acciones sin derecho a voto de Tele Centro Oeste.

Una operación con impacto en las cuentas de la matriz

La compra de TCO ha supuesto un cambio cualitativo en la posición de Telefónica Móviles y Portugal Telecom en Brasil. En el momento de la adquisición, TCO aportaba tres millones de clientes, que permitían a las socias elevar el número total a 16,8 millones, hoy convertidos en 17,5. Este salto suponía aumentar 10 puntos la cuota de mercado y situarla en el 54%.

Con Tele Centro Oeste, la alianza extendió su presencia a 11 nuevos Estados brasileños, incluido Brasilia, con una cobertura sobre el 80% del PIB y el 86% del país.

Sin embargo, no todo son aspectos positivos. Cuando Telefónica Móviles anunció la compra de TCO aseguró que el aplazamiento de los pagos permitiría limitar 'sustancialmente' cualquier exposición adicional para las compradoras. La adquisición se financiaría con generación interna de caja de la filial brasileña y financiación local en reales.

Las cuentas publicadas por Telefónica Móviles en el segundo trimestre demuestran que no ha sido posible reducir a cero el impacto. La deuda financiera neta consolidada de la empresa aumentó 323 millones entre abril y junio, y parte de ello -169 millones- se debe 'a la adquisición y consolidación' de TCO. También el fondo de comercio se ha visto afectado por la compra y son 190,1 millones de euros más en el balance de Telefónica Móviles.