_
_
_
_
Banca

El beneficio de la banca crece por primera vez en un año

La recuperación de la banca empieza a ser un hecho. Los grupos bancarios consolidaron en el segundo trimestre del año el cambio de tendencia anunciado por la Asociación Española de Banca (AEB) en el primer trimestre y ofrecieron de nuevo resultados positivos, después de cuatro trimestres consecutivos de caída del beneficio.

El primer semestre del año pasado fue precisamente el inicio del bache para los bancos, que no pudieron resistir el impacto de la debilidad económica, la crisis de los mercados y la depreciación de las divisas latinoamericanas. Esa situación les llevó a registrar una tasa negativa en sus resultados del 5,8%, la primera en más de una década. Iniciaban así un periodo de descensos trimestrales que se prolongó hasta el primer trimestre de este ejercicio, cuando ganaron un 6,3% menos.

Pero el cambio de signo se ha producido antes de lo esperado. La recuperación prevista para el conjunto del año ha sido posible ya en el semestre. Entre enero y junio los grupos consolidados tuvieron un resultado atribuido al grupo de 3.221 millones, lo que implica ya una mejora del 0,7% respecto al primer semestre del año anterior.

En una nota pública, la AEB destaca 'la evolución positiva de los resultados, a pesar de que continúa el impacto de la caída de las cotizaciones de las divisas de los países latinoamericanos' y subraya que 'los niveles de resultados, solvencia y eficiencia de los grupos bancarios españoles comparan favorablemente con los de los principales bancos europeos'.

La mejora se sostiene en un cambio de tendencia de todos los márgenes, que superaron los niveles del primer trimestre, y en el aumento de los ingresos por los resultados de las participadas y por operaciones de grupo. Los resultados de las sociedades participadas y los de operaciones de grupo se elevaron a 1.313 millones, 112 más que los contabilizados en 2002.

También favorece a la cuenta la reducción de los fondos de provisiones para insolvencias, que pone de manifiesto el mantenimiento de la morosidad en mínimos. Los resultados extraordinarios, además, incrementan el beneficio neto 335 millones de euros, cuando en el primer semestre de 2002 detrajeron 557 millones.

Menos gastos

Destaca asimismo la reducción de los gastos de explotación, inferiores un 14,2% como consecuencia de la reestructuración de las plantillas y de la red de oficinas realizada por los dos principales grupos, una reducción que está dando sus frutos en términos de eficiencia. Este indicador mejora en 1,2 puntos y pasa al 48,5%.

Lógicamente, la cuenta de resultados global del sector está muy influida por el comportamiento de los dos mayores grupos, Santander Central Hispano y BBVA, que representan más del 75% del beneficio atribuido conjunto y casi el 80% de los activos.

En éstos, el empuje del negocio doméstico de banca minorista compensó el efecto de la depreciación de las divisas, que todavía castiga sus respectivas cuentas de resultados.

En ambos casos esperan, además, que la recuperación de la confianza en Latinoamérica permita presentar un beneficio mejor para el conjunto del año, y después de haber cerrado un semestre mucho mejor de lo previsto, dan por terminada la fase de beneficios a la baja.

Cuando el análisis de los bancos se ciñe a las matrices, es decir, considerados individualmente, sin consolidar, el aumento del beneficio es mucho mayor. El beneficio antes de impuestos alcanzó 3.407 millones de euros, con un aumento del 20,3%, y el resultado del ejercicio fue de 2.823 millones, un 14,4% más.

Los resultados logrados por operaciones financieras y de moneda extranjera y la reducción de las dotaciones para saneamiento de inmovilizaciones financieras compensaron sobradamente el estrechamiento del margen de intermediación y los menores resultados extraordinarios contabilizados. En concreto, las dotaciones y resultados no recurrentes redujeron el beneficio ordinario en 516 millones frente a los 916 millones que detrajeron un año antes.

Banca por Internet

En el análisis individual por entidades, destaca que los cuatro bancos por Internet (Patagon, Uno-e, Inversis y Bancopopular-e) perdieron 15,44 millones de euros en el primer semestre del año, lo que supone un descenso del 17,68% respecto a los números rojos de 18,76 millones contabilizados en 2002.

Las cifras no incluyen a Activobank, al haber desaparecido en el segundo trimestre del año como entidad independiente con la integración de su negocio en la banca por Internet del grupo Sabadell. Inversis, el banco por Internet menos veterano del grupo, lastró los resultados del conjunto, al aumentar las pérdidas un 30,04%.

La mejor evolución en términos de resultados la presentó Patagon, al pasar de las pérdidas de 839.000 euros a un beneficio por la misma cifra. El único banco con ganancias en ambos periodos es la filial online de Banco Popular, que mejora un 42,57% su resultado al ganar 288.000 euros. Destaca, además, la disminución del beneficio de Deutsche Bank, que ganó un 90,5% menos, hasta 5,4 millones.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Más información

Archivado En

_
_