Unión Europea

El BCE apuesta por que la recuperación llegará en el segundo semestre

El informe, en comparación con el del mes pasado, muestra que el optimismo del banco va en aumento. 'Cada vez hay más motivos para esperar que la actividad económica se recupere gradualmente en el segundo semestre del presente año y se intensifique adicionalmente en 2004', mantiene el organismo presidido por Wim Duisenberg.

Uno de esos motivos es la recuperación de la confianza de los consumidores, que se está estabilizando, entre otras cosas, por un aumento de la renta real disponible. Además, los bajos tipos de interés, en el 2%, y 'en términos más generales, las favorables condiciones de financiación, deberían estimular la inversión'.

Del exterior de la zona euro llegan también datos positivos que permiten prever una mejoría de la demanda externa. El banco espera que la recuperación de los pedidos compense los efectos negativos de la apreciación del euro frente al dólar de los últimos meses, que ha perjudicado las exportaciones.

En cuanto a los precios, el panorama también es optimista. El BCE establece en torno al 2% la inflación de la zona euro para todo el año. A medio plazo las perspectivas mejoran. 'Se espera que la tasa de inflación interanual disminuya en 2004 y se mantenga por debajo del 2%', apunta. No obstante, hay riesgos de que tanto el comportamiento de los alimentos como el del petróleo aporten volatilidad a los precios, aunque el efecto sería transitorio y limitado.

Los bajos tipos de interés han provocado, por su parte, una acumulación de liquidez en la zona euro, según el banco, 'significativamente superior a la necesaria para financiar un crecimiento no inflacionista'.

El abaratamiento del precio del dinero, consecuencia de los recortes de los tipos de interés que el BCE aplicó para frenar la desaceleración, ha supuesto que, pese a la débil actividad económica, haya demanda de préstamos.

Aunque el optimismo ha ganado terreno en las estimaciones del banco, el organismo insiste en que es necesario que los Gobiernos de los Doce países de la zona apliquen reformas estructurales para impulsar el crecimiento. Entre otras medidas, el organismo aboga por restablecer en el sector privado los incentivos al trabajo y a la inversión.

Pacto de Estabilidad

En aras de mantener un crecimiento sostenido, el BCE da un tirón de orejas a los países que no cumplen el Pacto de Estabilidad, que ya se han saltado Alemania, Italia, Francia y Portugal. Así, urge a que en los presupuestos de 2004 se aplique 'la corrección de graves desequilibrios de las finanzas públicas', que debe ser una prioridad para los Gobiernos. 'A fin de respetar plenamente las normas establecidas en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento y de cumplir de forma estricta las recomendaciones formuladas por el Consejo Ecofin, los Gobiernos deben atenerse a estrategias de saneamiento creíble a medio plazo', dice el banco, y urge a aplicar una reducción anticipada del gasto público primario y a reformar el mercado de trabajo.

El Banco de Inglaterra deja los tipos en el 3,5%

El Banco de Inglaterra decidió ayer mantener los tipos de interés en el 3,5%, el nivel más bajo en 48 años, ante el temor de que una rebaja en el precio del dinero eleve el ya preocupante nivel de endeudamiento de los consumidores.

El banco central ha recortado los tipos de referencia dos veces este año. La última fue el pasado julio, cuando la entidad aprobó por sorpresa una bajada de 25 puntos básicos; en febrero, el descenso aplicado fue de medio punto porcentual. El Gobierno prevé este año un crecimiento del PIB del 2-2,5%.

Mejora la competitividad de la zona euro

La competitividad internacional de la zona euro se mantiene en niveles aceptables, pese a la revalorización de la divisa europea en 2002 y en el primer semestre de 2003. Esa es la conclusión a la que llega el BCE en un informe en el que analiza la evolución de los precios y el tipo de cambio. Las empresas europeas mantuvieron una posición favorable a finales de 2000, gracias a un dólar sobrevalorado. La tendencia se invirtió con el alza del euro, pero en el primer trimestre de 2003 ha vuelto a los niveles medios de hace 28 años, según el BCE.

Los expertos rebajan la previsión de inflación

Los expertos en análisis económico prevén que la inflación en la zona euro sea menor de lo inicialmente estimado. Así lo refleja la encuesta realizada por el BCE, que ha rebajado al 1,9% la subida de precios esperada para este año, frente al 2% previsto en la encuesta del primer trimestre. Una moderación de los precios energéticos en el segundo semestre es una de las razones.

Además, la encuesta muestra un recorte de las previsiones del PIB del 1% estimado en el primer trimestre al 0,7% para 2003 y del 2,1% al 1,7% en 2004.