Audiovisual

Thomson vende Mediaguard, filial de Canal+ Technologies, a Kudelski por 240 millones

El grupo francés de productos de tecnología de consumo Thomson va a vender al suizo Kudelski la filial de Canal+ Technologies MediaGuard, que se dedica al acceso condicional audiovisual, por 240 millones de euros. Thomson y Kudelski anunciaron hoy en un comunicado el compromiso de la venta, que debe materializarse en el cuarto trimestre del año una vez superadas las aprobaciones reglamentarias necesarias, e incluye acuerdos con Canal+ Technologies "en el terreno de la propiedad intelectual".

Los activos de MediaGuard, así como unos 200 empleados, se transferirán a una sociedad de derecho francés controlada enteramente por Kudelski. El grupo francés y el suizo indicaron que prevén "integrar, desarrollar y comercializar conjuntamente su oferta de productos a sus clientes, sean operadores de redes de satélite, de cable y telecomunicaciones".

¢Los clientes de Thomson y Kudelski se beneficiarán de una tecnología sin par en materia de acceso condicional y soluciones punteras en el terreno de la seguridad. También tendrán acceso a los recursos conjuntos en materia de televisión digital", aseguraron. MediaGuard es la tercera compañía mundial de sistemas de acceso condicional, con unos 10 millones de abonados y una facturación de más de 60 millones de euros este ejercicio.

Thomson había comprado hace seis meses Canal+ Technologies y la venta ahora de MediaGuard crea ahora incertidumbre entre la plantilla, muchos miembros de la cual creían que el grupo francés tenía un proyecto de futuro a largo plazo. El delegado sindical Bertrand Lemaire explicó que cuando Thomson se apropió de esta antigua filial de Vivendi "hizo valer que era la solución para preservar el saber hacer francés. Obtuvo, como contrapartida, la compra de Canal+ Technologies a un precio tirado".

Después de que Canal+ Technologies hubiera sido valorado en 1.000 millones de euros (1.130 millones de dólares) en 2001, Thomson consiguió en febrero pasado el 89 por ciento que no controlaba por 192 millones de euros (217 millones de dólares).