Software

Apuestas para resucitar a Novell

La compañía estadounidense confía en Linux y en utilidades de código abierto para aumentar su cuota de mercado. El objetivo es convertirse en una empresa de soluciones

Novell, la veterana compañía de software especializada en soluciones informáticas de red, ha desvelado cuál es la carta con la que espera ganar la partida en el negocio del software de los próximos años. La carta es Linux. La multinacional con sede en Utah (EE UU), con 20 años de historia a sus espaldas, está dispuesta a resucitar los momentos de bonanza que vivió a principios de los años noventa, cuando su sistema operativo Netware -su producto estrella- alcanzó un 70% de cuota de mercado. 'Estamos en el camino de ser lo que fuimos', declaraba recientemente Jack Messman, el director general de la compañía.

Juan Carlos Cerruti, vicepresidente de Novell para Europa, Oriente Medio y África, explica en una entrevista con Cinco Días que Novell ya ha anunciado un conjunto de soluciones preparado para trabajar con las empresas que utilicen el sistema operativo impulsado por Linus Torvald, y revela que todos los servicios de red de la compañía, incluyendo Netware, van a enfocarse en Linux a partir de ahora. La iniciativa, bien acogida por la comunidad de software libre, ha recibido el apoyo de gigantes como IBM, HP y Dell, que se han comprometido a incluir en sus sistemas los nuevos servicios de Linux de Novell.

'Hemos cerrado primero acuerdos con estas empresas porque hoy representan cerca del 75% del mercado Linux, pero seguimos en conversaciones con otras compañías para definir alianzas similares', añade Cerruti.

'El modelo económico de las empresas de software caducará si no aportan valor añadido a lo que hoy ofrece ya la comunidad de software libre'

También Novell ha hecho público que la nueva versión 6.5 de su sistema operativo Netware, cuyo lanzamiento está anunciado para el próximo 15 de agosto, integrará diversos componentes de código abierto. La compañía estadounidense está añadiendo poco a poco nuevas utilidades de este tipo a sus sistemas con el fin de no perder cuota de mercado.

La consultora Gartner Dataquest asegura en un informe reciente que este anuncio supone 'una táctica interesante de Novell para crecer en sus servicios de red, ya que los últimos datos muestran que Linux va a ser el sistema operativo para servidores que más crezca (más del 20% anual durante los próximos cinco años), dando lugar a más de 1,5 millones de nuevos productos en todo el mundo en 2008'. Y añade: Linux puede convertirse en una fuente de ingresos que permita obtener a Novell resultados económicos sólidos.

'Nuestra compañía puede ser un catalizador para que el movimiento de software libre, que es imparable, se acelere y solidifique en empresas y gobiernos de todo el mundo', continúa Cerruti, quien añade que todo el canal de distribución de la compañía -el ecosistema que apoya a Novell- estará preparado 'no sólo para ofrecer nuestros productos tradicionales, sino para apoyar a las empresas que quieran moverse hacia Linux'.

Cerruti, que no cree que las denuncias de SCO contra Linux prosperen y paralicen su avance, está convencido de que este software libre y otras soluciones de código abierto van a generar un mercado de servicios muy interesante. 'Pero sobre todo', dice, 'este movimiento provocará la caducidad del modelo económico de las empresas de software que no sean capaces de ofrecer productos multiplataforma y que aporten un valor añadido a lo que puede producir actualmente un ambiente de código abierto'.

Sin embargo, y pese a este anuncio clave de Novell, Gartner asegura que continúa viendo a esta compañía como una 'promesa', como una empresa 'que está luchando para transformarse en una compañía de soluciones'. El principal problema de Novell, apunta la consultora, es que muchas empresas continúan manteniendo la visión de que 'Novell es Netware' y esto a menudo es una barrera importante para dar salida al resto de productos y servicios de la compañía. 'Nuestro sistema operativo está hoy en día en miles y miles de empresas de todo el mundo, pero ahora Novell es claramente más que Netware', subraya el vicepresidente de la firma para Europa. Y para demostrarlo, el directivo explica que Novell reestructuró su oferta el pasado enero en cuatro áreas de negocio: exteNd (donde agrupan las soluciones de servicios web), Nsure (sistemas de seguridad), Nterprise (soluciones de servicios de red, como correo electrónico, sistema operativo o directorio) y Ngage (que incluye los servicios de formación, consultoría y soporte técnico).

'Desde un punto de vista estratégico, estamos posicionados en las áreas de negocio con mayor crecimiento', subraya Cerruti. 'Otra cosa es si seremos capaces de ejecutarlo bien, pero eso ya es interpretar una bola de cristal'. La gerencia de Novell (que cuenta desde hace poco con un nuevo equipo directivo) está convencida, apunta, de que 'vamos a ser capaces de cambiar esta visión que se tiene de la compañía. Y los acuerdos con IBM, HP y Dell pueden ayudarnos porque son empresas que marcan los cambios'.

Aunque el sector informático lleva casi tres años en crisis, el vicepresidente de Novell se muestra satisfecho de los resultados de la compañía, especialmente en Europa. 'En concreto, España está entre los cinco mercados de mayor crecimiento para Novell en el continente este año', subraya el directivo, quien apunta que en momentos de crisis como el actual siempre hay áreas de negocio que crecen.

'Hoy hay un gran esfuerzo en buscar soluciones de menor coste y Linux parece que es una alternativa muy interesante. Igualmente hay una tendencia clara en los clientes de consolidar las diferentes aplicaciones y servicios e integrar procesos, de forma que puedan aprovechar las inversiones del pasado. Lógicamente esta consolidación y aprovechamiento del pasado lleva a la industria a tener crecimientos menores, pero las empresas que se centren en dar soluciones que ayuden en ese camino, como es el caso de Novell, crecerán por encima de la media' , continúa Cerruti. Esta visión del negocio llevó a la compañía a reforzarse en 2001 con la compra de dos firmas, Cambridge Technology y SilverStream.

Buena salud financiera y una imagen por crear

La historia de Novell está salpicada de éxitos y fracasos. En sus 20 años ha sido capaz de estar en la cima a principios de los noventa, cuando hizo mucho dinero con sus aplicaciones para conectar, gestionar y mantener redes, pero también ha visto cómo (durante los últimos años) su negocio se estancaba y su nombre desaparecía de los primeros puestos en los rankings de software que manejan los analistas del sector.

Hay consultoras como IDC que creen que Novell ha apostado por negocios que no le han funcionado (como el de los sistemas operativos, donde Microsoft le arrolló, o el del software para crear portales, que cayó en picado con la crisis puntocom). También opinan que se han quedado anclados en ofrecer sistemas operativos de red, donde poco valor añadido se puede ofrecer. Sin embargo, Novell se resiste a perder terreno y poder en un negocio donde pocos le ganan en experiencia.

Para no perder el tren, la compañía ha puesto en marcha una campaña de marketing que le ha supuesto un desembolso de 30 millones de dólares. 'El cambio de publicidad que estamos haciendo nos está ayudando a cambiar nuestra imagen y a acercarnos más fácilmente a los ejecutivos de las empresas. Está dando resultados positivos', señala Juan Carlos Cerruti, vicepresidente de la compañía para Europa.

Los datos positivos en esta nueva etapa de Novell se extiende a su situación financiera, francamente buena para los tiempos que corren en el sector de las tecnologías de la información. La firma no sólo no tiene deudas, sino que mantiene desde hace meses una caja de 1.700 millones de dólares. 'Desde un punto de vista puramente financiero, Novell puede sobrevivir durante un plazo de cinco años', asegura Gartner, quien apunta en cambio una nota negativa: la evolución en Bolsa de la compañía no refleja su salud económica. Cerruti asegura que 'el mercado está difícil, pero nuestra política es no comentar el valor de la acción'.